CEV – Jerez: Una carrera que pudo entrar en la historia

Llegaba el Campeonato de España de Velocidad a su última carrera de la temporada en el incomparable escenario del Circuito de Jerez. El sol lucía, no había viento por lo que las condiciones para montar en moto eran ideales, quizá un poco más de temperatura en el asfalto hubiese sido perfecto.
La carrera era de tal magnitud que estaban allí Dani Pedrosa, Álex Rins y Álex Márquez así como Álvaro Bautista, que es el mentor de María Herrera.

Por primera vez en la historia llegaba a la carrera final liderando la tabla de puntos una mujer, la mujer que por primera vez en la historia había conseguido encabezar una competición del CEV, la mujer que ha hecho historia ganando dos carreras esta misma temporada. Eso hacía que los ingredientes para la atención sobre esta carrera aún fuesen mayores.

Un piloto es un piloto. Qué más da lo que haya dentro del casco y el mono mientras sea bueno.

Eso sí, por derecho propio la carrera ya tenía su cuota de interés, dado que siete (sí, sí, !siete!) pilotos tenían opciones de ganar el campeonato en la última carrera: María Herrera, Alejandro Medina, Marcos Ramírez, Fabio Quartararo, Adrián Martín, Jorge Navarro y Bryan Schouten.
Evidentemente en unos casos los pilotos dependían de sí mismos y, en otros, dependían de la clasificación en carrera de terceros.

Y la carrera dio inicio, con una María en quinta posición de parrilla teniendo por delante a dos de sus rivales por el título, Fabio Quartararo en la pole y Adrián Martín justo delante de ella. Una vez superado el primer embudo de la curva 1 el pelotón se estiró ligeramente y tras una primera vuelta de nervios María pasaba a liderar un grupo de 5 unidades más. Tras unas cuantas pasadas y repasadas entre todos, el piloto francés con señas italianas, Fabio Quartararo, se ponía a liderar la carrera y a tirar como un poseso mientras María, Alejandro, Adrián y Hafiq Azmi nos regalaban pasadas y repasadas. A María le bastaba con terminar segunda y quizá la falta de experiencia le hizo querer estar siempre y desde el principio en esa posición, forzando demasiado y cayendo en la tercera vuelta. Igualmente una temporada para enmarcar, aunque verse tan cerca de la playa y quedarse en la orilla no debe ser fácil.

Con María fuera de carrera el que tenía que terminar en segunda posición era Alejandro Medina, que unas pocas vueltas después y en un giro teatral, un problema mecánico en el cambio le hacía tomar el camino de la calle de boxes para meterse en garaje para ver cómo pasaba su oportunidad de llegar a lo más alto de la clasificación en la última carrera. Esperemos que, como en el caso de María, el futuro y el trabajo de estos pilotos les regale otra oportunidad.

Mientras en pista el piloto francés rodó con precisión suiza, a sus 14 años no perdió la concentración en ningún momento de la carrera. Consciente de sus posibilidades de ganar el campeonato tiró todo lo que pudo, pero sólo con el objetivo de ganar la carrera, ya que había varios pilotos en mejor posición que él para hacerse con el título. Tanto es así que protagonizó la anécdota de la jornada ya que, tras pasar la línea de llegada y ya en la vuelta de honor iba mirando a todas partes moviendo su casco de izquierda a derecha como buscando a alguien que le aclarase si era o no era campeón del CEV. Finalmente llegó Adrián Martín, que quedó tercero, quien le aclaró señalándolo y tras una breve conversación, que lo había logrado. Fabio, con una alegría incontenible, lanzó el brazo hasta el cielo.

Además de haber ganado el campeonato en su primera participación, Fabio ha arrebatado a Aleix Espargaró el honor de ser el piloto más jóven en conseguir la corona.

Gran futuro le espera a este chico, que tendrá que esperar un año más para debutar en el mundial, que a buen seguro más de un equipo ya le está esperando para que lleve sus motos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.