El Show debe continuar, pero ¿cómo?

En los últimos días hemos visto cómo pasaban de unas manos a otras los derechos de MotoGP, generando unas fuertes corrientes de opinión y de unas movilizaciones en las redes sociales que no se han visto por otros problemas de mayor calado ¿Por qué? ¿Entendemos la situación y sabemos qué pagamos? Ya había pasado en Italia con SKY, y ayer se presentó en Inglaterra el despliegue que hará BTSports para su plataforma de pago. El cambio parece imparable.

Lo primero de todo sería repasar los antecedentes de los derechos que, como todos recordamos y ahora parecemos añorar, estaban en poder de la televisión pública (RTVE). Dado que no eran capaces de obtener beneficio del producto (MotoGP) con el modelo de publicidad inserida en la transmisión, posteriormente el cambio de legislación que no le permitía poner publicidad más los recortes presupuestarios de la cadena, hizo que llegasen a la situación de tener que prescindir de un deporte que durante décadas había ocupado una posición de la parrilla de la programación. Eso sí, la situación para los aficionados a las motos era idílica: motos gratis y sin cortes publicitarios. ¡El no va más, oiga!

Telecinco (Mediaset) acababa de perder los derechos de la retransmisión de la F1 en favor de Antena3, por lo que se decidió a apostar por seguir teniendo deportes de motor en su programación y pujó, casi en solitario, por quedarse con los derechos del Mundial de MotoGP. Como así fue.

El retorno de la publicidad no fue suficiente para cubrir la enorme factura que generan los derechos, por lo que la propia Mediaset sacó diferentes productos para tratar de amortizar la inversión: edición de DVD con las cámaras subjetivas, camisetas, chaquetas, gorras, bolsas… todo, incluso una plataforma de sms que tanto dinero hace recaudar a las televisiones, principalmente en concursos, pero no fue el caso.

Pasados ya dos mundiales la paciencia y las ideas, sobre cómo explotar para hacer rentable el campeonato, se han agotado en casa de Mediaset. Esta situación de estancamiento de la explotación en Telecinco ha coincidido con el plan de expansión que ha proyectado MovistarTV, que está tratando de hacerse con la mayor cantidad posible de deportes para transmitirlos, en exclusiva, a través de su plataforma de pago.

Una vez hecho este pequeño repaso a lo que todos conocemos, cabe preguntarse qué nos espera, además de pagar, claro. Eso sí, en éste artículo no haré referencia a cómo afecta a los equipos, pilotos y patrocinadores puesto que ya publiqué hace unos días en ese sentido.

El gratis total nunca ha existido

La primera pregunta que nos hacemos es ¿va a haber publicidad? Y sin poder asegurarlo puedo decir que la respuesta más probable es que sí. Sí que va a haber publicidad si atendemos a que en ninguna plataforma de pago ha dejado de existir la publicidad, ni siquiera en las series, ni siquiera en las películas… ¿Por qué iba a ser MotoGP distinto?

A continuación nos podemos preguntar si hemos sido consecuentes, como afición. Quiero ser incómodo, y quiero recordaros que se criticó a Valentín Requena, posteriormente a Miquel Àngel Rosselló y más tarde a Ernest Riveras, ya en Mediaset se destrozó a todo el equipo de trabajo en su primer año y por último se ha defenestrado a Nico Abad. Y mi incomodidad radica en que cada vez que ha habido un cambio, se ha alabado al anterior porque se va pasando del “no era tan malo” y “no lo hacía tan mal” a un día reconocer que lo hacían bien. Normal, son profesionales, cada uno tiene su estilo pero lo hacen lo mejor que pueden. Y saben más que nosotros.

Pero retornando al momento de las críticas, he oído y todos hemos oído el clásico “pagaría por no escuchar a este tío”. ¿Se decía en serio? ¿La indignación era auténtica o sólo forma parte de nuestra manera de ser latina? Manera de ser por la que mostramos nuestro enfado y expresamos unas enormes ganas de que todo cambie porque no nos gusta como está, pero que en el momento que llega ese cambio resulta que no estábamos tan mal.

Parece que ha llegado el momento, y no sólo los espectadores y aficionados nos jugamos mucho, también lo hace MovistarTV ya que va a depender en gran medida del trato y la calidad que le den a las retransmisiones, puesto que necesitan de unos suscriptores mínimos para amortizar la inversión y, posteriormente, tratar de rentabilizarla. Eso es lo que me hace tener la sensación de que, además de contar con la capacidad profesional del equipo que pongan, van a cuidar mucho cuál va a ser la composición de ese equipo que pongan al frente de la transmisión, de la producción y de la post producción.

¿No es, acaso, lo que pedía la afición? Como siempre pasa, cuando el bolsillo se ve amenazado de una forma real dejan de gustarnos nuestras propias propuestas.

¿Cuál es la alternativa? ¿Existe?

Si tenemos en cuenta que hay fábricas que investigan, gente que dedican horas a diseñar los prototipos, otros que se dedican a estudiar y configurar las motos diseñadas, especialistas para neumáticos, personas capaces de montar y desmontar las máquinas de precisión que son los prototipos, desarrollos de software gigantescos, gestión de acreditaciones, intendencia, transporte, negociación con circuitos, marcas, derechos de imagen (no de transmisiones), planificaciones… en definitiva: profesionalización a todos niveles y de todos los aspectos que afectan y forman parte del mundial ¿Conocéis a alguien que trabaje a cambio de nada, gratis?

Ese campeonato que tanto nos gusta, cuesta dinero, y si queremos seguir disfrutando de ello, debemos pagar de algún modo. Hasta hace unos años pagábamos con la publicidad, con aquellos fantásticos segundos que desaparecía la carrera de la pantalla y que, cuando volvían a conectar, resulta que la carrera había dado un vuelco. Si ahora no hay suficiente no se me ocurre otra cosa que pagar por ver esas carreras. En twitter escribía que cuando vamos al circuito no tenemos problema en pagar, pero cuando se trata de las imágenes del mismo deporte, del mismo campeonato pero que nos las traen a casa por la televisión en ese caso sí, en ese caso lo queremos gratis, sin cortes publicitarios y de calidad.

Creo que en esa ecuación hay algo que no funciona.

1 thought on “El Show debe continuar, pero ¿cómo?”

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.