Más allá del cronómetro

Muchas y muy diversas cosas se han visto en el primer día de test de Sepang, que se refleja en la tabla de tiempos pero que no es únicamente la posición y el registro de la mejor vuelta que se ha hecho al final del día. De esta tabla de tiempos, que os he ido actualizando aquí, extraigo en este artículo un pensamiento.

Como es evidente una de esas cosas es el segundo mejor tiempo de Rossi, sin embargo me parecería un tanto precipitado decir que se han solucionado todos sus problemas de la misma forma que entregarle de nuevo el cetro de campeón a Marc Márquez por haber conseguido una vuelta extraordinaria. Así como evidente es también el hecho que las Ducati sí presentan cambios y modificaciones pero que es escasa la diferencia de rendimiento final, esperemos sin embargo que les indique claramente el camino a seguir.

Rossi con Galbusera, quien parece darle lo que necesita en la frenada

Lo que encuentro verdaderamente interesante de la sesión de hoy ha sido el rendimiento de la Yamaha-FTR del Forward Racing. La Yamaha en formato Open se ha colocado en 7º y 11º puesto, pero además con datos de una elevada importancia:

  1. Los dos pilotos, tanto Colin como Aleix, han podido dar solamente 26 vueltas.
  2. La moto que no ha tenido problemas al inicio, la de Aleix, se ha situado como 3ª Yamaha por delante de las Tech3
  3. Asimismo, y tras los 4 oficialísimos, sólo han estado las HRC de Bautista y Bradl ¡a menos de 2 y 1 DÉCIMAS, respectivamente!

Evidentemente Yamaha ha hecho un gran trabajo ya que a juzgar el resultado de las motos de Hayden, Aoyama, Redding y Abraham junto las declaraciones del director deportivo de la estructura de la marca del Ala Dorada -el italiano de voz poderosa- Livio Suppo, a lo que aspirarán esta temporada es a batir a las Aprilia ART. Sin pretender si quiera en su discurso marcarse el reducir el gap con la marca de los diapasones.

 

Hayden twitteaba ayer “No se puede construir una casa sin planos”, advirtiendo su descontento.

Quizá, y sólo quizá, esto sea resultado del desafío lanzado por Honda al respecto de la tan traída y llevada ECU. Quizá, y sólo quizá, tratando de desmerecer esa opción al presentar una moto que claramente no está en la línea de calidad que ha marcado Yamaha y que no es competitiva en su liga. Pero quizá, y sólo quizá, parece que la Open del Forward Racing sí que puede poner en aprietos a las Factory del equipo satélite de Honda, y eso ya no está tan bien ni para Suppo, ni para Nakamoto-San.

Hay quien decía en tono jocoso que en breve Honda publicará la lista de precios de componentes que mejoren el rendimiento de sus Open, pero esta vez no creo que se deba a esa estrategia, sino a la estrategia de boicotear el escenario ECU, y si iba en su contra el hecho que Ducati esté valorando seriamente esta vía, que Suzuki tenga prácticamente decidido utilizar la centralita Magneti Marelli en lugar de la Mitsubishi, que Aprilia en su anunciado retorno al mundial reduzca los costes de su regreso con este sistema, además de todo esto… además… ¡Además es que la ECU funciona bien!

Parece que el cambio de reglamentación que se plantea para 2016 está dejando sola a Honda, porque por lo menos Yamaha ha hecho los deberes poniendo un motor a punto bajo el control de la centralita única.

Quizá, y sólo quizá, Honda a sobrevalorado su poder.

“Si no es con mis reglas, no jugaremos”

 

Evidentemente incluso para mis propias reflexiones recomiendo la cuarentena, y veamos qué nos depara el siguiente día de pruebas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.