G.P. de Catar – Rabat impone su voluntad

Emocionantísima carrera para abrir el mundial de la categoría intermedia, en donde no triunfó la técnica, ni la lógica, sino el trabajo y la voluntad. La extraordinaria e inquebrantable voluntad de un piloto.

El equipo celebrando lo que al final fue un 1-2

 

La carrera fue un fantástico aperitivo para la carrera de MotoGP y el espectáculo no defraudó en absoluto, quizá ayudado por los adelantamientos que tuvo que hacer el que todos marcamos como favorito al título, Tito Rabat.

Durante todo el fin de semana, así como en las últimas pruebas de los test, se había visto a un Takaaki Nakagami con un plus de velocidad respecto de sus compañeros de categoría. Y no fue menos durante los entrenamientos libres, hasta que al llegar a los cronometrados surgió la férrea voluntad de triunfar de Tito Rabat quien finalmente se hizo con la pole.

Gracias a que el correr de noche hace que usen viseras transparentes pudimos ver la mirada de concentración de Tito Rabat, fijada en el infinito. Esa mirada hablaba por sí misma explicando a quien la veía que a Tito sólo le servía ganar, no existía otra posibilidad. Él estaba convencido.

A pesar de ese convencimiento su salida no fue buena, y acabó cayendo hasta la quinta posición para tener que hacer una carrera al contraataque y teniendo que superar a pilotos como Lüthi, su compañero de equipo Kallio, Sandro Cortese y el japonés Takaaki Nakagami que era quien se ponía líder. Destacable el papel del piloto alemán de ascendencia italiana Sandro Cortese, quien corrió con el astrágalo roto. Ese huesecillo del pie parece que es el que hace posible el movimiento de levantar y bajar el pie para cambiar las marchas.

Por detrás el lío era el de siempre, muchas motos y muchos pilotos queriendo entrar por el mismo sitio trae malas consecuencias. Una caída múltiple llevó a un precipitado fin de carrera al belga Xavier Simeón, al veterano De Angelis y a los dos pilotos de la debutante Caterham, Johan Zarco y Josh Herrin.

Tras ese inicio Tito se tranquilizó y con la experiencia de la temporada pasada, en que ya comprobó que puede llegar a la cabeza con un ritmo constante, fue progresivamente adelantando a sus rivales hasta ponerse a rueda de Nakagami y superarlo en la recta de meta, faltando 8 vueltas para el final. En su intención de escaparse Tito impuso un ritmo elevado, sin embargo el piloto del Idemitsu Honda siempre ha demostrado que es muy bueno siguiendo a quienes tienen incluso más ritmo que él y se mantuvo como una sombra pegado a la moto de Rabat, pero incapaz de inquietarle realmente. La diferencia final fue de 40 milésimas en favor del español.

Posteriormente la buena carrera de Nakagami se quedó en nada al ser descalificado por haber usado un filtro de aire que no cumplía la normativa. De esa manera regalaron un 1-2 al Marc VDS al ascender Mika Kallio a la segunda posición. El otro beneficiado fue Lüthi clasificando tercero.

Brilló por derecho propio un debutante que ha llegado a la categoría con la corona de Moto3 bajo el brazo. Maverick Viñales estuvo muy bien desde la salida y fue recuperando con adelantamientos muy seguros muchas posiciones, llegando a luchar en grupo con Corsi, Cortese y Lüthi. El suizo fue el único que se le escapó ya que, queriendo asegurar al máximo los adelantamientos, la pasada a Simone Corsi la maduró un tiempo precioso que permitió a Lüthi abrir un hueco insalvable en los pocos giros que quedaban. La anteriormente comentada descalificación de Nakagami deja, en su carrera de debut, en una meritoria cuarta plaza al piloto de Rosas.

Veremos, seguro, grandes carreras en esta categoría. Con el paso de las carreras seguro que se irán incorporando nombres al paquete delantero, y hará todo más competido y, por lo tanto, más emocionante.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.