Luces, cámara… ¡Acción!

Desde luego que por varios motivos este va a ser un mundial recordado. Deportivamente apunta a un duelo de los de antes entre Márquez y Lorenzo, también será recordado como el mundial en el que se inició el camino hacia la igualdad mecánica, u otras muchas cuestiones como la eterna de si Valentino será o no competitivo. También marcará el hecho de que en España, Italia y Reino Unido las carreras pasan a ser televisadas por canales de pago.

Como si se tratase de una película este invierno se han ido escribiendo las historias paralelas al argumento central y principal. El argumento central, que es el que al final nos importa a todos, es el Mundial de Motociclismo. Así, con mayúscula.

Y lo habéis adivinado, “Luces” por la carrera nocturna del Emirato, “cámara” por toda la historia televisiva que ha precedido al mundial y, finalmente y olvidándonos del resto, la “¡Acción!” que todos esperamos y deseamos.

Porque nos espera un año en que el Campeón de MotoGP del año pasado debe defender el título y, de paso plantearse el reto de igualar otro récord histórico aún en poder del “Marciano Roberts”, pues Kenny ha sido el único debutante en ganar el Campeonato la dos primeras temporadas en las que participó. Nada fácil es ganar un campeonato, dos ha de ser exponencialmente complicado y con la condición de que sean consecutivos ya es la complicación máxima.

Reválidas para Honda Production Racer y las Ducati, que han hecho viaje de ida y vuelta de factory a Open y de nuevo a factory sin moverse del sitio. Personalmente me gustaría ver más implicación de Kawasaki con el Avintia.

Luego está el revuelto con setas que es Moto2, que nos ha dejado en los test de jerez hasta a 12 pilotos en el mismo segundo. Últimas llamadas para Luthi y Kallio, que van a tener una competencia de locura con Rabat, Lowes, Nakagami, Salóm, Aegerter, Viñales, Torres, Zarco, Terol…. y así puedes seguir un buen rato que hay muchos pilotos con opciones. La verdad es que es un show digno de ser visto cada semana.

Para Moto3 nos encontramos con que la categoría se ha enriquecido muchísimo en cuanto a las nacionalidades que pueden conseguir el título y que pueden optar a ganar cada carrera. Llamadme lo que queráis, pero yo aprecio esto de la misma forma que cuando los 9 primeros eran españoles. Las motos son las motos, y no corren con la camiseta de la selección nacional, hay que saber aplaudir al que es bueno independientemente de donde venga. Para muestra Ana Carrasco, que cuando está compitiendo se trata de un piloto con un mono de piel, botas, guantes y casco que va a intentar dejar detrás a todos cuanto sea posible, sin importar si es hombre o mujer.

Bueno, lo dicho gente….. ¡ACCIÓN!

Leave a Reply

Your email address will not be published.