WSBK en Donington, un circuito que asegura espectáculo. Carrera #1

En realidad el espectáculo depende de los pilotos y de cómo tengan sus motos preparadas, en función de eso podrán presentar más o menos batalla. En algunos momentos de la primera carrera pareció ser una lucha de las que se plantean en las categorías pequeñas o de iniciación.

Especialmente la primera carrera fue interesante porque los entrenos se hicieron en seco y elclasificatorio se habían llevado a cabo con las motos en configuración de lluvia. El haber tenido que cambiar la línea de trabajo y haber cambiado las sensaciones sobre la moto no han permitido ver un claro dominador en la carrera que abría la jornada.
Pero no se ha podido ver en cabeza, distanciándose de los demás, ya que sí que era evidente que TomSykes tenía mayor ritmo que los demás. El problema es que tenía que remontar desde la 10 posición en que se había quedado tras la salida.
Por delante se ponían a tirar las dos Aprilia que habían conseguido rebasar al poleman, Giugliano,merced a su mala salida. Las hostilidades se desataban entre el local Alex Lowes, Loris Baz, LeonHaslam y su compañero de equipo Jonathan Rea y el propio Giugliano. Un poco más atrás estaba ToniElías, quien parece estar acabando su particular pretemporada. El de Manresa está mejorando sus prestaciones carrera a carrera.
En pocas vueltas se aclaró un poco la situación a pesar de que el grupo era grande, el ligerodistanciamiento de las dos aprilias fue neutralizado por un motivado Lowes, quien corría en el jardínde su casa, y llegando a ponerse líder tiró del grupo. Nadie permitía que otro piloto tomase ventaja.
Y las caídas hicieron acto de presencia, que al parecer está abonado a ellas Eugene Laverty. Una espectacular caída que hizo que el de Suzuki fuese prácticamente atropellado por su moto, que iba dando tumbos tras él, quedó en un simple susto.
Pasadas las primeras siete vueltas eran cinco las motos que se habían escapado de un segundo grupoque cerraba Sykes y que transitaba a casi cuatro segundos del líder de la carrera. Tom sorprendió atodos cuando de repente en una sola maniobra de apurada de frenada, en la curva 1, superó a ChazDavies y Leon Haslam. En la misma vuelta, llegando a las “eses de Fogarty” dió buena cuenta de laotra Honda y puso rumbo a la rueda trasera de las dos Aprilia, que iban perdiendo distanciapaulatinamente con lo que ahora era el trío de cabeza. Parece que las motos italianas tienen problemas en la segunda mitad de carrera.
Loris Baz tiraba con todo lo que tenía para tratar de separarse de un correoso y difícil compañero deviaje, como es Davide Giugliano, manteniendo en el grupo a un Lowes que perdía centímetros en cadavuelta y cada vez se veía más lo apurado que iba, pero sin terminar de seprarse.
El que se sentía cómodo y parecía que iba jugando con el cronómetro era Sykes, que tal como llegó aMelandri y Guintoli no tuvo problema en pasarles, que en vuelta con adelantamientos consiguió marcarun meritorio 1:29 bajo. Ahora sí que Tom estaba en una misión: dar caza a Alex Lowes.
Y vuelta a vuelta, curva a curva, frenada a frenada se veía como el actual campeón del mundo seestaba comiendo la diferencia con el campeón del Británico de Superbike. Todo hacía presagiar que seiba a quedar el de Suzuki con la medalla de chocolate como consolación por quedar fuera del podio,aunque la fortuna se alió finalmente con él en forma de caída de Davide Giugliano. El de Ducati pasó por el primer piano de las “eses de Fogarty” y perdió la moto del tren delantero, afortunadamente sólo fue una suave deslizada sin consecuencias.
Tom, a cuatro vueltas del final ya se ponía en segunda posición y llamando a la puerta de la primeraplaza. Una serie de bonitos y limpios adelantamientos con su compañero de equipo animaron las últimasvueltas de la carrera, hasta que las frenadas en las horquillas de la parte final de trazado dejaronen evidencia los problemas de Baz en su máquina, quedando rezagado unos metros que no iba a tenertiempo de recuperar. Fue en esa parte en donde Tom superó a Loris de forma definitiva y en donde consiguió la distancia que le dio la tranquilidad para la última vuelta.
Por su parte Elías hizo la carrera que tenía que hacer y terminó noveno, aunque a bastante tiempo de las motos que le precedían.
El que consiguió hacer que la afición saltase de sus asientos fue David Salóm, quien en una discutida carrera con Niccolò Canepa brindó un adelantamiento por el interior en la curva de entrada a meta. Ni el más experto de los carteros hubiese sabido meter un sello entre el español y el italiano.
No participó en la carrera el inglés Leon Camier, quien lucha con el propio Salóm y con Canepa, poruna lesión producida al caerse en los entrenos.
Destacable también la actuación de las EVO Bimota, que con motor BMW, dieron unas buenas prestaciones a sus pilotos, aunque Iddon no pudo concluir la carrera por una caída.

Todos tenían una segunda carrera para tratar de repetir, o resarcirse.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.