Guintoli gana las dos carreras en Qatar para obrar el milagro del campeonato

Llegaban separados por 12 puntos el piloto de Kawasaki, Tom Sykes, y el piloto de Aprilia, Sylvain Guintoli, para ganarse el cetro de campeón del mundo. La progresiva recuperación del francés hacía presagiar resultados que, meses atrás, nadie hubiese ni siquiera imaginado. Además Aprilia destapó el tarro de las esencias técnicas para tratar de renovar títulos de anteriores temporadas.

El francés, ganando el título a lo grande. Con dos victorias

Carrera 1

Al inicio de la primera carrera se mantiene el grupo aunque una mala salida de Giuglian le lleva hasta la sexta plaza.

El que estaba con ganas de romper el grupo era Loris Baz, que a partir de la segunda vuelta se puso a tirar, consiguiendo una pequeña diferencia del piloto que había declarado que le encantaba correr de noche, Rea. El inglés declaró que todas las carreras debían disputarse bajo la luz artificial.

Esas dos primeras plazas parecían, por el momento, afianzadas y que no podían ser discutidas. Mientras, por detrás, la Aprilia de Guintolí superaba a la Kawasaki de Sykes en la recta con una facilidad pasmosa.

Así mismo pasaba con Melandri, que superaba en la recta a las dos Ducati que le precedían, al tiempo que Sykes empezaba a reducir la distancia con el terceto de cabeza. Puso rumbo a la rueda trasera de Jonathan Rea, que estaba haciendo maravillas con la moto que tenía. Lo mismo que Elías, que se mantenía a menos de dos segundos de las Ducati que cerraban las posiciones que eran ocupadas por motos oficiales.

El de Manresa apretó los dientes y recuperó esos segundos e incluso estuvo luchando cuerpo a cuerpo con Davies, Giugliano y Melandri, imponiéndose a todos ellos con excepción del Poleman.

El tema interesante estuvo por delante, dado que a Loris Baz le mostraron en la pizarra que debía perder una plaza para favorecer a su compañero de equipo Sykes, que estaba luchando por el título, habiendo hecho oídos sordos para finalizar segundo tras Guintoli. Era el único de Kawasaki que sonreía al estar en el corralito.

La cara de Tom Sykes era un poema, y declaró no haber comprendido qué era lo que había pasado con las órdenes que le habían dado a su compañero de equipo.

Esa situación hacía que la distancia entre Sykes y Guintoli se hubiese reducido hasta los tres puntos, aplazando todo a la segunda carrera.

El título que sí se ha decidido en esta carrera ha sido el de la categoría EVO, a favor del español David Salóm.

David Salom, campeón del mundo EVO

Un Salóm que ha competido con la muñeca dañada hasta el punto de tener que pasar por el quirófano. De manera que la primera mitad de la temporada le ha condicionado la lesión, y la segunda la recuperación de la intervención. Nada sencillo, teniendo además en cuenta que no sólo competía, sino que estaba desarrollando la moto bajo la reglamentación EVO que entra en vigor la temporada 2015.

¡Felicidades David!

 

Carrera 2

La polémica no iba a existir en esta segunda carrera, ya que en la primera curva Baz era tocado por otro piloto y se iba largo. Esto le alejaba de las posiciones de cabeza, dejando a Sykes solo en su defensa por el título.

El que había salido con una actitud muy agresiva era Sykes, pero muy fácilmente era superado por Rea, además de que muy rápidamente se situaba a su rueda Guintoli. El francés había declarado que tenía una moto que corría mucho.

Obviamente un piloto nunca tiene suficiente, por lo que había que ver que motor le había puesto Aprilia. Todos sus adelantamientos los hizo en la recta de meta, por lo que da una pista del enorme rendimiento del motor italiano.

El primer tercio de la carrera dejaba un Guintoli de líder, ligeramente separado por unos pocos metros del dúo británico formado por Rea y Sykes. Por detrás un enorme Elías había puesto su Aprilia en la cuarta plaza, por delante de las Ducati y la oficial de Marco Melandri. El de Manresa había mostrado una mayor fortaleza en la segunda mitad de la carrera, territorio en el que entraba la carrera.

Guintoli cimentaba su victoria en la solidez que le caracteriza, y fue incrementando vuelta a vuelta la diferencia con Tom Sykes, y abriendo la distancia que les separaba. Sin embargo Rea seguía colgado de la rueda de Sykes, esperando la última parte de la carrera para intentar arrebatarle la plaza al de Kawasaki. Cosa que al final no le ha hecho falta, ya que al ver Sykes que no podía llegar al primer lugar, porque se ha dejado pasar al no quedarle nada más. En el corralito ha comentado que tenía problemas de subviraje, probablemente eso habrá afectado al rendimiento de sus neumáticos.

Así las cosas, se ha llegado a la bandera a cuadros con Guintoli primero, seguido de Rea y Sykes. Posiciones que otorgaban la corona mundial al francés de 32 años, siete puntos por delante del inglés Sykes.

Subrayar que, además del gran trabajo de Sylvain, Aprilia ha preparado un motor estratosférico para la cita de Qatar. Todos los adelantamientos han sido en la larga recta principal, por motor, sin necesidad de robar la plaza en la apurada de frenada. Impresionante trabajo de la fábrica. El piloto reconoce que no había tenido una moto igual nunca antes.

Los agradecimientos del Campeón fueron para el equipo y su familia.

Y nosotros tenemos que poner ya el punto y seguido para el primero de los campeonatos que llega a su término. Y miraremos con atención la próxima, para ver qué se puede extrapolar para el cambio de reglamentación de MotoGP.

Sea como fuere, recibiremos el nuevo campeonato de Superbike con ilusiones y fuerzas renovadas, y con la esperanza de que sea tan reñido como este año.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.