Kenny Noyes, rey del Superbike español

La tensión se vivía, tanto en el paddock como en la afición puesto que esta era la única categoría que llegaba a la última carrera con el título por decidir. Cuatro eran los pilotos que tenían opciones matemáticas de conseguir la corona, aunque dos estaban a más de 20 puntos, así que técnicamente el título estaba entre Iván Silva y Kenny Noyes.

 

Kenny Noyes se hizo con el título de Campeón de Superbike

Antes de darse la salida ya se vivió el primer golpe de efecto, y es que Santi Barragán se veía obligado a salir desde el pit lane porque se le pareba la moto en la posición de pole. Quizá los nervios le hicieron cometer más errores y en la primera vuelta se quedaba fuera de carrera.

Sin el extremeño era Kenny quien se hacía con la primera plaza de la carrera y se ponía a tirar con todo lo que las gomas le permitían, teniendo una temperatura de asfalto bastante baja.

Prueba de ello fueron los errores que cometía Dani Rivas, que se tenía que ir largo cuando rodaba tras la rueda de Angel Rodríguez.

Así pues, toda la atención se centraba en la lucha que podrían mantener Iván Silva y Kenny Noyes. Carmelo necesitaba lo imposible, que no puntuasen los dos pilotos que estaban ocupando las otras dos plazas de podio.

Cosa que estuvo cerca de llegar, porque tras haber impuesto el ritmo necesario para dar caza a Kenny y tras haber superado a varios grupos de doblados, Iván Silva se encontró con una caída en la temida curva 4. La que es la primera a derechas y se llega con esa parte del neumático fría. El resultado fue un arrastrón a alta velocidad que le dejaba fuera de la carrera.

Al pasar por las pizarras mostraron a Kenny que su rival por el campeonato estaba retirado de la carrera y de la lucha por el título. Ahora sólo tenía que centrarse en acabar, y eso eran tres vueltas que se hicieron eternas para el hijo de Dennis, llegó a bajar el ritmo hasta tres segundos por vuelta y evitar así los sustos que la temperatura del asfalto le podía dar. Supo estar, y estuvo, sereno en mitad de la tensión de lo que se jugaba.

Eso le retrasó tanto que Carmelo, al llegar a meta se giró y no vio ninguna moto que le siguiese, y se preguntaba si se había cumplido lo que era necesario para hacerse con el título. Para su desgracia no fue así, aunque consiguió hacerse con el subcampeonato.

Ya en la sala de prensa todos se han mostrado agradecidos con sus competidores y Carmelo Morales ha confirmado que seguirá una temporada más en activo, acallando así los rumores que había sobre su retirada al fin de esta temporada.

El campeón, agradeció a sus rivales, equipo y patrocinadores el nivel, el esfuerzo y la dedicación que cada uno de ellos ha aportado a su título. Tuvo un deportivo reconocimiento especial para Carmelo Morales, que no pudo presentarle batalla por haberse lesionado en Montmeló. Su manera de celebrarlo será probando la moto de Tom Sykes en Motorland.

Robertino comentó que, tras haber perdido las opciones en Portugal se había concentrado en ayudar al equipo para que Kenny lograse el título. También se mostró contento por su temporada y el número de podios que había logrado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.