Raffin rubrica con victoria una gran temporada

La categoría de Moto2, también con el título decidido, debía ser y fue un espectáculo de una carrera sin reservas, a todo o nada. En ella se pudo ver una de las mayores virtudes del ya campeón, Raffin, y que no es otra que la solidez. 

 

Edgar Pons, una temporada en progresión

 

La salida se dio sin sorpresas ni sobresaltos, y fue el campeón Raffin quien se ponía en cabeza y tiraba durante las dos primeras vueltas. Estiraba del grupo de tal forma que, con las gomas aún algo frías, se veían obligados sus perseguidores a jugar con el límite. Al primero que le pasó factura fue al francés Alan Techer, del Targobank, que cayó y pareció quedar inconsciente.

A partir de este momento el grupo de cabeza se tomó las cosas con un poco más de calma, también a merced de alguna colada por parte de Jesko Raffin, teniendo que abrirse y no pudiendo obtener la renta en distancia que su ritmo le podía haber dado.

Así las cosas fue un batallador Florian Alt, quien viniendo desde la sexta plaza, era el que conseguía arrebatar la primera plaza al Suizo que ya se había coronado como campeón del certamen.

Los adelantamientos no eran muchos, pero no dejaban los pilotos de enseñarse los carenados y amenazar la plaza de sus compañeros de viaje, y la frenada de la recta de meta y la rápida primera curva hacía que se buscase el hacer el paso lo más rápido posible para tratar de recuperar una plaza en la curva 2. Precisamente eso fue lo que llevó a Vierge a cometer un error que le llevó a la parte exterior de la pista.

El entrar en la parte sucia hizo que tuviese que cortar gas y levantar la moto, y eso propició que la distancia que perdió con los cuatro que quedaban como grupo de cabeza, fuese ya insalvable. Xavi veía en lontananza a Alt, Raffin, Odendaal y Pons.

El altísimo piloto alemán consiguió una pequeña ventaja que, progresivamente y sin ponerse nervioso, fue reduciendo Raffin hasta conseguir ponerse de nuevo a rueda. Una vez recuperó la posición Jesko el ritmo que impuso fue imposible de seguir por un Florian Alt que, ya en la rueda de prensa y casi entre lágrimas, confesó que había tenido fiebre todo el fin de semana y que se había quedado sin fuerza para luchar por darle una victoria al mejor equipo que había tenido nunca, y al que tanto le agradecía y le debía.

En cuanto a las palabras del campeón han sido de felicidad por haber conseguido terminar el año de esta manera, puesto que tras las carreras de Portimao tenía ganas de despedir su paso por el FIM-CEV desde lo más alto del podio.

Pons, que termina su primera temporada, declaró también sentirse contento por haber terminado el campeonato tercero, y que el balance era bueno. Desde luego parece que se posiciona como el candidato a batir en la temporada 2015.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.