Marc y Vale frente a su primer asalto: Jerez

Marc es un tipo desenfadado, sincero y que es capaz de afrontar lo que dice. Dice lo que piensa, aunque cada vez menos, y de la misma manera que tiene un don con la moto, también tiene esa misma habilidad utilizando a la prensa para transmitir mensajes a sus rivales, como pudo hacer la temporada pasada con Miller en la disputa con su hermano.

Rossi ‘era’ el ídolo de Marc

La guerra ha empezado.

El primero en lanzar una granada ha sido Marc Márquez al decir que “Rossi sabe que puede ser la última oportunidad“.

Efectivamente, la frase no tiene nada de especial si no fuese por el contexto en el que está dicha. Hay que tener en cuenta que ambos tuvieron el encontronazo en pista hace tan solo dos semanas, encontronazo que dio con los huesos de Marc en el suelo y la victoria del mito del motociclismo.

Y es precisamente ahí en donde hay que evaluar la frase soltada por Marc. En algunas ocasiones ya ha cambiado el tiempo verbal para referirse al que un día fue su ídolo, porque ahora y no dice que Rossi “es” su ídolo, sino que lo “era”.

Tal y como habíamos anticipado no habrá ataques frontales porque hay muchos intereses en común, además de saber que la figura del uno engrandece al otro. También en la cuenta de resultados, y eso es algo que hay que cuidar mucho, además de las simpatías de los aficionados para poder cerrar contratos publicitarios con cifras atractivas.

La cuestión sobre la frase con la que abríamos, en la que Marc no dice nada más que una realidad que todos conocemos y vemos evidente – incluído Rossi -, traslada la presión a Valentino al convertirse en un mensaje claro de que no puede fallar. Tratando así de provocar una situación de tensión en la que sea más factible el error del italiano.

Es cierto que Marc no va a ser tan directo en su enfrentamiento como fueron algunos de los predecesores en sus enfrentamientos con Rossi. Sin embargo aún no se ha oído nada de Rossi fuera del fin de semana de la carrera de Argentina, ni al respecto del incidente, ni al respecto de Marc.

Valentino dijo, y repitió desde el primer momento que se bajó de la moto y preguntado por este tema, que Marc es un piloto de máximos y que el error había sido suyo… y hasta ahora. No ha revisitado el tema ni ha hecho declaración alguna sobre Marc, su actitud, su pilotaje, si fue o no un error suyo: nada. Y parece que esa está siendo la nueva estrategia de Vale.

Hasta ahora siempre había hecho comentarios contínuos sobre el rival con el que estaba en disputa, sarcástico e irónico la mayoría de las veces, poniendo un poco en evidencia a su presa. Pero parece Vale no sólo ha modificando su pilotaje, desde una 500cc 2T hasta la 1000cc con electrónica hasta en el asiento, sino que también ha sido capaz de refinar su manera de hacer fuera de la pista. En este caso parece que ha sido capaz de esperar a que su contendiente haga el primer movimiento, y sigue esperando sin dar respuesta alguna y dejando así que sea Márquez el único que habla del tema.

Eso provoca que, en este momento, el propio Marc sea el que se ha puesto en una situación de exposición sobre este tema que le puede perjudicar.

Parece que Valentino ha aprendido a sacrificar la reina. Ahora Valentino también sabe jugar al ajedrez.

Ahora habrá que esperar a la rueda de prensa de mañana. ¿Veremos más estas imágenes o se harán el vacío?

Cuando los pilotos no dejaban de compartir confidencias. Otros tiempos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.