Sufuoglu gana su carrera más amarga

Después de la carrera de Assen, que tuvo el conflictivo final de la chicane, se esperaba una lucha cerrada entre Cluzel y Sufuoglu, si bien por la situación personal del turco se suavizó la situación.

Sufuoglu no celebró la victoria

Cluzel y Sufuoglu se mantenían sin problemas en las posiciones que la lucha por la pole les habían dejado. El espectáculo lo ponía Faccani, ya que en la salida se tocó lateralmente con Jacobsen y en la chicane final pasó por encima de la hierba. El haber salido desde la pirmera fila le había sentado como a un niño le sienta el traje de un hombre adulto.

Como hasta ahora, en las anteriores carreras, el único que estaba algo más cerca de los dos gallos de la categoría era Jacobsen. Al americano se le iban alejando los dos primeros, y la segunda MV Agusta, en manos de Zanetti, se convertía en una amenaza para su plaza de podio. Y así fue, cuando el italiano hubo superado a Jacobsen, consiguió poner tierra de por medio para asegurarse la tercera posición final.

Kenan Sufuoglu se instaló en la primera plaza y a falta de cinco vueltas para el final pareció imprimir un mayor ritmo. No terminaba de descolgar a Jules, pero lo mantenía a unos metros suficientes para que no pudiese intentar el adelantamiento. El galo hizo un último intento al frenar tarde en la variante alta del circuito, en donde tuvo que levantar la moto para no caer, asegurando así el terminar la carrera en segunda plaza. Es mejor marcar 20 puntos que le permitan seguir vivo en la lucha por el campeonato.

Y hablando de vida y de lucha, Kenan no celebró la victoria por su estado de ánimo teniendo en su casa a su hijo, de pocas semanas, luchando por salir adelante de un derrame cerebral. Esta vez no hubo sonrisas ni bromas, sólo abrazos llenos de emoción.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.