El Santo Grial de la igualdad

En los últimos años hemos asistido a modificaciones en el reglamento técnico de MotoGP y Moto3 para tratar de conseguir una igualdad real sobre la pista. La categoría de Moto2, que fue un ‘borrón y cuenta nueva’, parece que no acometerá más cambios de concepción y seguirá como está.

Hay veces que es posible aprender de los demás

Las comparaciones, como norma general, resultan odiosas. No obstante no es menos cierto que, en muchas ocasiones, se puede aprender a través de la experiencia de aquellos que han caminado nuestros mismos caminos antes que nosotros.

Sin ser exactamente así, se podría decir que la Formula1 ha encontrado una ecuación en que se permite a todos los equipos llevar a cabo desarrollos para mejorar sus máquinas a lo largo de la temporada, en los ámbitos que consideren necesario. Eso sí, con arreglo a la reglamentación y con un número determinado de “tokens” o créditos.

Desde 2009, año en que las diferencias de rendimiento entre Michelin y Bridgestone eliminaba a pilotos con motos punteras en la lucha por el título, Dorna optó por eliminar la diversidad para igualar las prestaciones. Y desde entonces esa ha sido su meta, modificar la reglamentación técnica para conseguir un campeonato igualado.

El último movimiento ha sido el de permitir, a fabricantes sin podios, modificar sus motos prácticamente sin limitaciones. Si acaso alguna limitación en número de motores, pero más por cosmética que por otra cosa, ya que disponen de 12 motores para 18 pruebas.

Esa “limitación ilimitada” ha propiciado la recuperación de Ducati y el regreso de Suzuki y Aprilia. Esas tres marcas se unen a Yamaha y Honda en el futuro de MotoGP, además de la entrada de KTM en 2017. Lo cuál está muy bien, pero…

¿Pero qué pasa con Yamaha y Honda si se encuentran con problemas?

Actualmente esas dos fábricas no pueden hacer nada en absoluto. Si resulta que han errado en la fabricación de algún componente del motor, se ven obligados a tirar el año por la ventana y a esperar la siguiente temporada. Como le pasa a la MV Agusta de Jules Cluzel en Supersport. Esto es algo que no es justo, que por haber sido competitivo el año anterior no se permita un mínimo margen de maniobra.

Por contra, si es un error en la concepción del motor, como parece que le pasa a HRC, sólo le puede ayudar el desarrollo de la electrónica ya que no están autorizados a desenroscar ni un solo tornillo. Pero a Honda le surge una nueva problemática con el calendario de la electrónica; ahora están en un momento en que deben decidir si se preparan para el futuro y forman parte del desarrollo de la electrónica única, o se quedan fuera y tratan de solucionar un campeonato que tienen francamente cuesta arriba?

Tal y como dice el reglamento el día 30 de junio será el último para actualizar el software propio y, a partir de ese momento, dedicarse al software único. Si se quiere, porque hay una opción de seguir desarrollando la electrónica propia:

 

También en Moto3 hemos vivido un caso similar, y es que KTM ha querido modificar el chasis para ser más competitivos frente a la insultante superioridad de Honda. Especialmente la de Danny Kent. Pero el hecho de que sólo pueden llevar a cabo un solo cambio y que debe ser para todas las motos que tiene en parrilla, el fabricante austríaco ha decidido no dar el paso ya que deshacer el cambio sería considerado como un nuevo cambio, y por lo tanto no sería permitido.

También en la categoría pequeña vemos que el propulsor de Mahindra está en déficit respecto de los sus competidores, pero al estar los motores sellados no se pueden modificar para tratar de igualarse con las otras fábricas. ¿Tienen que deshechar por completo una temporada? Recordemos que se ponen en juego patrocinios que pueden desaparecer por la falta de resultados.

Es por eso que este es el momento de volver a cuestionarse al respecto de si la congelación equivale a igualdad, y si no sería mejor asignar unos créditos de mejora que permitiesen actualizaciones limitadas para evitar situaciones como las de MV Agusta o la de HRC y Mahindra.

Hay veces que está bien mirarse al espejo, pero en otras es mejor mirar más allá de nuestras ventanas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.