Lorenzo deja medio título en casa de Vale

Marc Márquez se ha llevado una victoria con la que casi nadie contaba, y a la que muy poca gente ha prestado atención. Los acontecimientos que afectan al título pasaban a espaldas del de HRC, y donde los pilotos que suelen estar en segunda fila apelaban a la heroica.

Marc vuelve a lo más alto del podio

La locura se ha adueñado de una carrera que ha resultado caótica por la fugaz aparición de la lluvia. Con poco más de tres vueltas dadas el nuevo asfalto de Misano había permitido a Lorenzo batir el récord de la pista, y a Rossi reducir más de tres segundos porque empezó a llover.

Ahí fue cuando se hizo el primer cambio de moto, porque cuando se secó volvieron todos a cambiar las motos para recuperar el neumático de seco. Pero quedó claro que Jorge con agua no tiene la misma confianza que Rossi, que se puso a comandar la carrera con un inteligente movimiento de Marc: se quedó detrás de las dos Yamaha para ver cómo caían sus neumáticos según se iba secando la pista. Esto le permitió decidir entrar el primero de los tres de cabeza para, a la postre, llevarse la victoria.

Marc ganó una carrera loca

Mientras tanto, Rossi y Lorenzo, echaban una partida de poker para ver quién mostraba antes sus cartas. Lorenzo quería marcar a Rossi, y Rossi quería forzar a Lorenzo a mantenerse en pista el máximo de tiempo posible. Estaba claro que Rossi buscaba que Lorenzo no ganase, más que ganar él, y era por eso que lo quería mantener en pista. No le reduciría tanto si conseguía confundir a Jorge y que, si quedaba por delante de él, le redujese los menos puntos posibles.

Ya son dos las carreras que arruinan la victoria de Lorenzo. Tanto en Silverstone como aquí era el piloto más rápido en seco.

La cuestión es que finalmente decidió entrar a coger la moto de seco, y en el primer giro con los slicks la moto le dio un latigazo al abrir gas, cosa que hizo que Jorge cayese dejándolo sin opciones de puntuar.

La gran suerte que tuvo el piloto español es que Rossi rompió su larga racha de comparecencias en el podio, y como sólo pudo ser quinto los puntos que puso entre su rival y él fueron once. Ahora Rossi se sitúa veintitrés puntos por delante de Lorenzo.

Esto hace que Lorenzo aún dependa de sí mismo, pero en el momento que Rossi marque tres puntos más que él, necesitará un error del astro de Tavullia.

Las carreras que fueron impresionantes fueron las de Smith, Redding y Baz. Extrañamente el Forward consigue hacer una carrera destacada cada temporada, Baz casi logró el podio con dos acertados cambios de moto.

Por su parte los ingleses que acompañaron a Márquez en el podio hicieron dos carreras diferentes. Smith arriesgó como ninguno, y se quedó en pista con las gomas de seco durante el rato que llovía, su esperanza era que parase de llover y recuperar el tiempo de los cambios de moto. Fue una apuesta a todo o nada que le salió bien al bueno de Bradley, que marcó el segundo podio de su etapa en MotoGP tras el tercero en Phillip Island del año pasado.

Redding, que sufrió una caída en la primera parte de la carrera, se vio forzado a cambiar a la segunda moto de los primeros pilotos. Eso le permitió recuperar mucha distancia, y un acertado segundo cambio a la moto de seco le brindó la oportunidad de pelear con Baz por la última plaza del podio. Y su ritmo indicaba que ese último peldaño iba a ser suyo.

Petrucci volvió a ser el primero de todas las Ducati con su sexta plaza, justo por delante de Iannone y Dovizioso. Hernández no acabó la carrera, que en su caída tiró a De Angelis.

Un cada vez más desdibujado Pedrosa entró en meta en novena posición. Tras él entró Aleix Espargaró el décimo, y Viñales y Bautista cerraron la zona de puntos.

Héctor Barberá no sumó puntos y, junto con los trece que sumó Baz, ha perdido el liderato del campeonato Open.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.