¿Dónde apunta Valentino? Regreso al futuro

Rossi es un tipo que es capaz de agitar el planeta moto con unas palabras. Nadie ha dado más importancia a lo que ha pasado en pista, y se sigue hablando de sus declaraciones y de Phillip Island

Rossi y su necesidad visceral de enfrentarse a sus rivales a todos los niveles

Mucho se ha escrito sobre las palabras de Rossi. El que os escribe ha podido contener las ganas ante tan jugoso asunto y al que, desde el inicio, era fácil sacarle rendimiento editorial. Si acaso habré escrito algunos cientos de tuits sobre ello.

¿Es eso lo que importa? Desde luego que aquí no tenemos esa filosofía y la rueda de prensa de ayer ha sido estudiada hasta la saciedad, con las palabras, los gestos, las reacciones y las respuestas. 

Valentino hace estallar la bomba

En la primera revisión de la rueda de prensa lo primero que salta a la vista es que, desde que se sienta, Valentino viene con la idea clara de ‘liarla’. Sus fugaces sonrisas le delatan, y sus movimientos en la silla subrayan la ansiedad que tenía por soltar lo que había venido a decir.

Resumiendo lo dicho por Rossi, acusó a Márquez de haber jugado con ellos en favor de Lorenzo. Voluntariamente.

Posteriormente matizó sus palabras y corrigió el “nosotros” al decir que en realidad había jugado con él, sólo con él por que tiene cuentas pendientes por Argentina y Assen. Profundizó en su guerra con Marc argumentando que el objetivo del español es compararse con él, que había replicado por ese motivo alguno de sus movimientos como el del Sacacorchos en Laguna Seca.

También dijo que le convenía más hacer ganar a Lorenzo, ya que de esa manera no tendría que ganar otro título para tener que igualarle.

¿Cuál ha sido la reacción del paddock y afición?

Se podría decir que la reacción lógica de todo el mundo, en bloque, sin fisuras, ha sido que Valentino ha intentado lo que en baloncesto se conoce como “hacer un aclarado”. Se dice, y también creo que hay parte de eso, que busca que si algún piloto se sitúa entre Jorge y él se sienta incómodo y haga lo posible por dejar libre ese espacio.

Y aquí viene la primera lectura que sorprende: asume que va a estar por detrás de Lorenzo en el circuito Malayo.

La segunda, quizá menos llamativa, es que espera que haya algún piloto más que esté a la altura de los pilotos de Yamaha. Y sabe que no van a ser las Honda, porque tienen mayor ritmo. Ha sido Andrea Iannone quien ha mostrado la misma velocidad en el vuelta a vuelta, pero a él parece que Rossi ya le tiene en su redil visto que secundó al cien por cien sus palabras en la rueda de prensa.

Quizá Valentino ha buscado ahorrarse algunos adelantamientos desde la sala de prensa. Pero francamente no creo que sea sólo eso

¿Dónde apunta Rossi?

Para comprender el futuro, dicen los sabios, hay que mirar al pasado. Y en este momento Valentino ya tiene mucho de eso, por lo que las ‘miguitas de pan’ son abundantes, y la que mayor importancia tiene es la de que Valentino siempre ha necesitado tener algo personal con (contra) sus rivales.

Ha tenido disputas con todo aquél que ha significado una amenaza para la consecución de sus objetivos. Todos sabemos y recordamos de esas disputas con Max Biaggi y Sete Gibernau como las más sonadas, pero también están en esa lista Hayden, Stoner, Melandri o el propio Pedrosa, pero de todos esos casos interesa que miremos el de Sete Gibernau.

Con Sete existía complicidad, risas y confidencias. ¿Os suena o recuerda a algo? El caso es que Sete fue convirtiéndose en su enemigo por el título, un enemigo con posibilidades, y fue entonces cuando se rompió la magia.

Una reclamación, que ni siquiera puso Sete porque lo hizo Honda, fue el motivo para empezar a odiar a Sete y luchar con mayor fuerza contra él. Seguro que esto ya os da más pistas de lo que pasó ayer en la sala de prensa.

Desde el regreso de su exilio en Ducati no ha podido luchar por el título hasta este año, pero todos hemos visto que el ‘buen rollo’ con Marc ha sido inversamente proporcional a su rendimiento en pista, por lo que ha empezado a marcar distancias con él según mejoraba su rendimiento. Esto es un hecho incontestable que queda en evidencia cuando pensaba que se jugaría el título con él, si miramos a las carreras de Argentina y Assen. Errores de Marc hicieron que la tensión que generaba el italiano contra él disminuyesen casi hasta cero, por eso ha sorprendido que le haya atacado a él y no a Lorenzo.

Una versión de ‘Regreso al Futuro’

Y es que con todas las pistas que nos ha dado, comparándolo con sus actuaciones en el pasado, todo parece apuntar a que está sintiéndose fuerte para disputar el título la próxima temporada.

Es consciente que en esta carrera Marc y Dani estarán por delante, que no se interpondrán entre él y su rival. Que se lo jugará casi todo en Valencia y que sólo tiene que quedar por detrás de Jorge para ser campeón, y si no lo consigue habrá parte de la opinión pública que considere que haya sido por un complot orquestado por Márquez. 

Vale está desmontando la imagen de Marc, Vale se está preparando para odiar a Marc, su próximo rival al título. 

 

 

Síguenos en twitter: @Motor_Lu

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.