El samurai espera ganar más batallas en 2016

Dani Pedrosa tras someterse a una operación por el síndrome compartimental, regresó al
Mundial en su mejor versión, la que intentará mantener en la temporada 2016.

Tras Catar decidió parar y bajar de la moto

Tras una pretemporada sin encontrar ninguna solución a sus problemas en el antebrazo, llegó el
Gran Premio de Qatar y su peor pesadilla se hizo realidad, tuvo que decidir entre seguir con el
problema que arrastraba desde varias temporadas o enfrentarse a una de las intervenciones más
complicadas de su carrera deportiva.

Finalmente, tras la carrera de Qatar, el de Castellar del Vallés estuvo meditando sobre que decisión
sería la más correcta, si afrontar la temporada en esas condiciones tan complicadas o cortar por lo
sano, sometiéndose a una de las intervenciones más temidas en el Motociclismo. Después de
meditarlo detenidamente, convocó una rueda de prensa para anunciar su decisión, que consistía en
pasar por quirófano a manos del Doctor Angel Villamor.

Tras tres carreras de baja y varios meses de recuperación, regresó al Mundial en el Gran Premio de
Francia, donde su estado físico iba a ser uno de los temas con más atención mediática. Como fue de
esperar, el piloto catalán tuvo que trabajar duramente para volver a demostrar su competitividad.
Con el paso de los Grandes Premios, su recuperación iba progresando favorablemente y eso se pudo
ver en los resultados que obtenía. Después de varias carreras demostrando la mejoría de su estado
físico y mental, fue en Motorland cuando empezó a brillar con luz propia, en una lucha con
Valentino Rossi, donde dio una gran lección de pilotaje, finalizando en segunda posición, por detrás
del otro piloto de Yamaha.

Dani ha ganado carreras y algún vistoso cuerpo a cuerpo

Pero lo vivido en Aragón no era un simple espejismo. En la gira asiática comprendió realmente
como gestionar las gomas. En Motegi sorprendió a los de Movistar Yamaha, ganándoles y
haciéndose con la victoria en las últimas vueltas. En Phillip Island tuvo una feroz batalla con
Andrea Dovizioso y Maverick Viñales. Pero en Sepang, donde empezaron los temidos problemas de
Honda en la pretemporada, demostró que habían dado un pasito adelante, solventando parcialmente
esos inconvenientes, dominando de principio a fin el Gran Premio y venciendo la carrera. En la
última cita de la temporada, el piloto de HRC consiguió subir al podio, finalizando en la tercera
posición, tras una corta pero intensa pelea con su compañero de equipo.

Para la próxima temporada, el 26 debería mejorar en los aspectos de rendimiento y constancia, ya
que si persiste con los resultados que ha obtenido en las últimas carreras de 2015, se garantizaría ser
un candidato firme en la lucha por el título. Por otra parte, la nueva electrónica está dando en la
nueva montura bastantes problemas, sobretodo con el tren delantero, que al abrir gas complica el
control de la moto y el entendimiento del nuevo motor. Para finalizar, su equipo de mecánicos
debería de combinar los datos recogidos de la centralita y el nuevo motor, para poder gestionar y
sacar el máximo rendimiento de los nuevos neumáticos Michelín.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.