Episodio 3: La importancia de la familia: Edgar Pons y Luca Marini

Artículos anteriores: Las incorporaciones en Moto2 | La apuesta del Leopard Racing

@swinxy para @motor_lu


 

De sobra es sabido que, en el motociclismo, el talento puede verse desperdiciado si no llega acompañado de buenos contactos que impliquen patrocinadores y que, a su vez, permitan el acceso del piloto a una moto de garantías. Si esos contactos son familiares de renombre en el Grand Circus, el acceso a una estructura potente puede darse por hecho.

Este es el caso de dos de los debutantes de la categoría intermedia en 2016; en la que aterrizan después de haber sido compañeros de equipo en el Europeo de Moto2; así como del jovencísimo Remy Gardner, hijo del campeón de 500cc en 1987 y el español Isaac Viñales; que saltarán de categoría, pero a los que analizaremos en otros apartados.

Edgar nos ha dedicado un caballito

EDGAR PONS

Su nombre empezó a sonar por ser el hijo del bicampeón del mundo Sito Pons; pero a estas alturas se ha hecho con una identidad propia después de haber cuajado una brillante temporada en el FIM CEV, convirtiéndose en campeón continental de Moto2 sin haberse bajado del podio en ninguna carrera.

Velocidad y regularidad para el hermano pequeño de Axel, que ya cuenta con nueve carreras de experiencia en el Mundial –una en 2014 y ocho en 2015-; y cuyo debut a tiempo completo llegará en las filas del equipo de su padre, uno de los grandes de la categoría.

Es justo reconocer que Edgar se ha ganado la oportunidad que su hermano no supo aprovechar; pero también cabe recordar que su predecesor, el suizo Jesko Raffin, no contó con la misma suerte después de haber superado claramente a Edgar en el FIM CEV 2014; y tuvo que conformarse con saltar al Mundial con el modesto SAG.

En 2016, Edgar tendrá que demostrar que está a la altura de las expectativas generadas. Tener al lado a Álex Rins –firme candidato al título tras un grandioso año como novato- le permitirá avanzar en su aprendizaje y le descargará de presión en cuanto a resultados; aunque si sigue con la evolución exhibida hasta la fecha no deberían tardar demasiado en llegar.

Luca estaba muy bien valorado en el box del Pons Racing

LUCA MARINI

Si la llegada de Edgar se antoja coherente con su temporada en el Europeo, la de Luca Marini puede resultar algo precipitada. Sin resultados reseñables en el FIM CEV de Moto3, el pasado año decidió saltar a Moto2, una montura mucho más adecuada para la envergadura del joven italiano.

Su temporada ha sido prometedora, finalizando quinto en la general (eso sí, con menos de la mitad de puntos de su compañero Edgar) y subiendo al podio de Montmeló. Unos resultados que invitarían a apostar por un año más en dicho certamen… pero ser hermano de Valentino Rossi acelera las cosas.

Si en Moto3 ‘Il Dottore’ decidió crear una estructura propia –Sky VR46 Team-; en Moto2 parece haber encontrado en el Forward Racing el aliado necesario para dar continuidad a sus pupilos de la ‘VR46 Riders Academy’. Al ya consolidado Lorenzo Baldassarri se unirá en 2016 Luca Marini.

De momento, y pese al gran potencial del equipo en el que recala, no es conveniente esperar gran cosa de Luca; que parece encontrarse todavía en fase de crecimiento. Deberá huir de la presión del parentesco y centrarse en trabajar, aprender y mejorar sus habilidades para poder optar a mayores cotas en el futuro.

@motor_lu

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.