La fiesta de carreras del DTX Barcelona

Las carreras iban a llevarse a cabo con una baja previa a que se iniciase la competición ya que Julián Simón iba a faltar. Durante la mañana había sufrido una caída delante de Carmelo Morales, el impacto le propició una lesión en la espalda que le iba a impedir tomar parte en el Superprestigio.

Y el show se inició con la presentación, en donde todos los pilotos hacían caballitos y saludaban al gran número de asistentes al Palau Sant Jordi, que presentaba una buena entrada. Fue Marc Márquez quien se atrevió con algo más, y detuvo su moto frente a la grada en que estaba su fan club para lazar sus gafas. Después en la entrevista que el speaker le hizo en la arena se acordó de Jared Mees y del propio Julián Simón, ambos fueron ausencia por lesión.

Las carreras de la categoría de Superprestigio acumulaban caídas y montoneras, provocando varias banderas rojas y teniendo que repetir las carreras. Con tantas caídas fue una cuestión de probabilidades que llegasen las lesiones, y además de la que sufrió en los entrenamientos Julián Simón hubo que sumar la de Ricky Cardús. El de Tiana, quizá excesivamente fogoso, se vio envuelto en más de un rifi-rafe que hizo intercambiar algunas palabras con Vierge y Mir al término de una de las carreras.

En la categoría Open también hubo que lamentar una luxación para el campeón de la Copa FIM Dirt Track, el italiano Cecchini. Se saldó con la recolocación de la articulación, sin más necesidad médica más, pero que le obligó a terminar ahí su participación

 

Ya en lo deportivo pasaron directamente, en la categoría de Superpresigio, Marc y Alex, Toni y Ricky y Schrötter y antes de la lesión Ricky Cardús. Mientras que en la categoría Open fueron Baker y Cheyrere, Ferràn Cardús y Guillermo Cano.

La repesca dio la oportunidad a Joan Mir y Xavier Siméon de clasificarse para las finales de Superprestigio. Los repescados de la categoría Open fueron Gerard Bailo y Ferràn Sastre.

En las finales de Superprestigio se vio que Marc Márquez no quería dejar escapar la oportunidad de ganar, y de asegurar cuanto antes su paso a la ansiada superfinal. Ahí es cuando se destapó Toni Elías, que se inscribió entre los pilotos que pasaban a la carrera grande, y con unos buenos ritmos. También Schrötter tuvo un gran rendimiento, pareciendo incluso mejor que Elías, y un Siméon que con inteligencia fue capaz de superar las mejores prestaciones de pilotos como Mir o Alex Márquez.

En la parte del cuadro que significaba la categoría Open no hubo discusión al respecto del dominio de Brad Baker, seguido en casi cada ocasión por su alumno aventajado Ferràn Cardús. También el francés Chareyre evolucionaba a cada manga disputada y se colaba en la Superfinal con la destacable presencia del nacional Gerard Bailo.

 

La última de las carreras, la vigesimoséptima, prometía emoción a raudales con la previsible lucha entre Marc Márquez y Brad Baker, y sí que la hubo. Sin embargo no llegó con esa lucha, sino con la pelea que tuvieron el americano y Toni Elías.

Con Márquez destacado desde la primera curva, seguido en los compases iniciales por Baker en la segunda plaza, el público vio cómo el piloto de Manresa se iba echando encima de la moto número 6 de Baker, hasta que finalmente y tras varios intentos consiguió superar al meter la moto en el interior de la curva. Eso hizo que Brad tuviese que levantar la moto y perder algo de velocidad en la curva.

Quizá este adelantamiento hizo perder la concentración de la estrella estadounidense y le hizo perder ritmo, tanto que fue alcanzado por el francés Chareyre. Mantuvo un duelo intenso con él hasta que, a dos vueltas del final el galo cayó intentando ganar plaza.

En el vértice de la carrera nadie pudo molestar a Marc, y quizá por eso gestionó la distancia con Elías que consiguió recortar algo la diferencia y llegando a marcar la vuelta rápida de la final.

Para terminr hay que hablar de la categoría júnior, que fue un duelo reñido entre Brian Uriarte, vencedor de las dos carreras, por delante de Max Sánchez, que demuestra que la velocidad se lleva en el ADN ya que es el sobrino de Carmelo Morales y del que también ha heredado el dorsal.

@MotorluNews

foto: Albert San Andrés

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

You May Have Missed