Roberto Rolfo se estrena en una carrera accidentada

Con la ausencia del campeón, Kenan Sufuoglu, la victoria se tendría que disputar entre Cluzel, Baldolini, Jacobsen o Kyle Ryde. La incertidumbre estaba en todo lo alto.

Las Yamaha de Mahias y Caricasulo iban a ser una incógncia, aunque las primeras vueltas sí estuvieron en las primeras posiciones, llegando incluso a liderar. En ese momento se mostró bandera roja, debida a las condiciones de la pista por un incidente entre Rea y Mülhauser. El Suizo perdió su moto que, dando vueltas de campana, impactó contra la moto de Gino. Ambos fueron trasladados al hospital del circuito.

Se reemprendió la carrera con la misma configuración de parrilla, dado que no se habían completado las tres primeras vueltas, y la nueva carrera se disputó a tan solo 10 vueltas. Iba a ser una carrera al sprint, y que iba a exigir una gran dosis de inteligencia y estrategia.

Rápidamente se formó un trío en cabeza debido a un susto de Jacobsen con su MV Agusta, las 2 Yamaha y la Honda de Cluzel se separaron durante unos metros. La ambición de liderar la carrera hizo que se molestasen y permitió al grupo perseguidor el alcanzarles de nuevo. Pocas vueltas después se salió de pista Jacobsen, terminando con sus posibilidades en la carrera, consiguió salvar la carrera con una sexta plaza.

Parecía que la solidez de Cluzel iba a hacer que se llevase la carrera, pero a tres vueltas para el final cometió un error en la frenada de la primera curva y cayó hasta la quinta plaza, en donde el cuerpo a cuerpo le hizo sufrir un susto que no sólo le relegó una posición más, sino que perdió alguna décima con respecto al líder. El francés sólo tenía ya dos pilotos por detrás en el grupo delantero.

De esos ocho pilotos tiraban las dos Yamaha y dos MV Agusta, que estaban justo por delante del incombustible wild-card Anthony West. En el final de la penúltima vuelta Rolfo se revolucionó y superó a su compañero de marca, Baldolini, y entre la curva 1 y 2 despachó a Caricasulo primero y a Mahias después. El último giro lo hizo forzando el ritmo para, finalmente, llevarse la victoria por delante de Lucas Mahias y Anthony West.

La llegada fue disputadísima y las trayectorias desde la salida de la última curva hasta la línea de llegada se cruzaron, incluso llegaron a tocarse, de forma que sólo 1 milésima les separó. El resultado de la lucha, más allá de lo deportivo, hizo que Mahias echase a la hierba de la recta Gardner a Rolfo, con el riesgo que conlleva. Después de aclararlo sellaron la paz con un abrazo.

Caricasulo y Cluzel no terminaron la carrera por un incidente en la mítica frenada de la bajada del circuito de Phillip Island. El francés había remontado para colocarse tercero,  momento en el que fue arrollado por un Caricasulo que había tenido problemas en su Yamaha desde la salida de la curva anterior, Lucky Heights, y terminó perdiendo la rueda delantera para barrer la moto de Jules. El nuevo piloto de Honda fue trasladado al hospital del circuito por un fuerte impacto en la cabeza, posteriormente fue trasladado al hospital de Melbourne para una nueva exploración, aunque había salido de la pista por su propio pie.

Niki Tuuli pasó del 16º de parrilla a la 5ª en tan solo 3 vueltas, para terminar en esa posición en la primera carrera que hace en ese circuito. Calero terminó noveno, a ocho segundos del ganador.

@MotorluNews

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.