Resumen del sábado – GP de Austria

Si hay una tónica general en las noches electorales es que todo el mundo ha ganado y parece que en el paddock del Gran Premio de Austria de MotoGP hemos tenido elecciones hoy sábado. Lo cierto es que ganador solo ha habido uno; Marc Márquez. El líder de la general ha dominado dos sesiones de entrenamientos libres, la FP2 y la FP2, mientras que la FP1 fue para Andrea Dovizioso y la FP4 se la adjudicó Maverick Viñales. Sin embargo a la hora de la verdad, es decir en la Q2, Márquez aplastó a sus rivales con más de cuatro décimas sobre Fabio Quartararo y casi medio segundo sobre Dovizioso.

En las mesas de declaraciones todos los pilotos punteros ofrecían sus matices para mostrarse satisfechos con el resultado. Seguramente el que más motivos ha tenido para hacerlo ha sido Fabio Quartararo, que ha reconocido directamente que su objetivo era alcanzar la segunda o tercera línea de parrilla visto lo que le había costado a Yamaha en el pasado ser competitiva en el trazado austriaco. Así, el francés se ha mostrado sorprendido de conseguir la segunda posición para la carrera y ha querido quitarse presión diciendo que su objetivo era tratar de ganar la máxima experiencia durante la carrera.

Fabio Quartararo se ha colado en la primera fila de parrilla en el Red Bull Ring. Foto: @JGonzalezGP

Andrea Dovizioso también ha tenido un discurso optimista a pesar de que su moto parte como la gran favorita si nos atenemos a los resultados del pasado. En 2016 ganó en manos de Iannone y Dovizioso terminó segundo. En 2017 fue el 04 quien consiguió la victoria para Ducati; y el años pasado Jorge Lorenzo demostró que el trazado austriaco se adapta como un guante a las motos rojas al terminar en lo más alto del podio. Dovizioso ha reconocido la superioridad de Márquez este sábado, pero no ha querido renunciar a su papel de aspirante a la victoria. “Marc ha sido muy rápido en todas las sesiones y con todos los neumáticos, pero nosotros también estamos ahí” ha declarado el italiano. “Además tengo alguna cosa que podemos mejorar para la carrera y eso es positivo” ha añadido para no dar directamente como ganador al 93 el mismo sábado.

Andrea Dovizioso es el piloto con mayores opciones de disputarle la victoria al poleman. Foto: MotorluNews

A tenor de lo visto este sábado, el tercero en discordia no es otro que Maverick Viñales, que saldrá desde la cuarta posición de parrilla. Sin embargo el de Roses ha sido más modesto –o más realista- que Dovizioso y ha reconocido que su objetivo de cara a la carrera es engancharse precisamente al italiano. Maverick se ha mostrado satisfecho por el trabajo hecho durante el fin de semana pero ha reconocido que su gran punto débil son las prestaciones de su motor. “Pierdo muchísimo en la recta. Mi ritmo está muy cerca al de Dovizioso, así que tengo que salir junto a él ya que con su rebufo puedo bajar alguna décima [de segundo]” reconocía el de Yamaha.

Viñales confía en engancharse a Dovizioso desde la salida. Foto: @JGonzalezGP

Sin embargo el dominio de Marc Márquez durante los entrenamientos del viernes y el sábado ha sido mucho más consistente de lo que indican las clasificaciones finales. El ritmo del 93 se ha mantenido en todas las circunstancias, sin importar el momento o el neumático usado. Ha trabajado de cara a tener ritmo para la carrera y cuando ha hecho un time attack en la Q2 para asegurarse la pole, ha conseguido más de cuatro décimas de ventaja demostrando su superioridad este año en el trazado austriaco.

Marc Márquez busca su primera victoria en el Red Bull Ring. Foto: MotorluNews

Tal y como se puede ver en el mítico análisis de tiempos de MotorluNews, Marc está indiscutible y consistentemente más fuerte que cualquiera de sus rivales y parece que solo él puede perder esta carrera si sufre algún incidente. Seguramente la mayor incógnita a la que se enfrenta la carrera austriaca sea la meteorología. Por un lado puede llover durante la noche, lo que haría desaparecer la goma depositada en el asfalto reduciendo así el grip disponible para la carrera. Por otro lado, la bella y compleja orografía que envuelve al Red Bull Ring abre la posibilidad –parece que escasa- de que el mismo domingo pueda caer algún chubasco traicionero que deje el asfalto mojado para la carrera.

Márquez no se conforma con liderar la clasificación general holgadamente y en Austria tiene la espinita clavada del único circuito donde no ha ganado nunca. Su discurso ha sido que si no puede luchar por la victoria tratará de no arriesgar para conseguir el máximo número de puntos de cara al campeonato. Sin embargo el de Cervera ha demostrado en incontables ocasiones el hambre que tiene de nuevas conquistas. Seguro que tachar el Red Bull Ring de su lista de trazados pendientes –y tirar así la lista a la basura- le hará luchar por la victoria con un extra de motivación. El domingo a las 14:00 tendremos la respuesta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.