Apellidarse Márquez en MotoGP tiene inconvenientes y ventajas

Si pensamos en esta pasada semana en el término del Campeonato del Mundo de MotoGP uno de los principales protagonistas ha sido Álex Márquez. Había rumores que situaban al pequeño de la dinastía de los Márquez en el equipo Petronas con contrato de dos años, el segundo de ellos con salto a MotoGP.

Finalmente no ha  sido así y ayer por la mañana se hizo público que Álex Márquez seguirá en su equipo, el Estrella Galicia 0,0 Marc VDS, para la temporada 2020. Con este contrato se confirma que el 73 hará el próximo año su sexta temporada en el Campeonato del Mundo de Moto2, el cual no cabe duda que tratará de ganar, independientemente de que finalmente lo consiga este 2019.

Pero yo hoy no vengo a hablar sobre rumorología ni a examinar la  excelente temporada que está haciendo el pequeño Álex Márquez, sino que quiero dar mi opinión sobre algo: las ventajas y los inconvenientes que a día de hoy tiene apellidarse Márquez en motociclismo.

Cuando tener el apellido Márquez no fue nada fácil

Está siendo un buen año para el pequeño de los Márquez, qué digo un buen año, un muy buen año. Esta temporada 2019 está sabiendo muy dulce pero para llegar aquí, Álex Márquez ha tenido que pasar por los infiernos y pelear contra los peores monstruos. Finalmente ha dado con la tecla y por fin tiene muchas papeletas para ganar el que sería su primer título mundial de la categoría intermedia.

A pesar de que en este punto de la temporada Márquez lidera el mundial y aventaja al segundo clasificado con 43 puntos, ha tenido que aguantar durante cuatro años que se dudara de su capacidad para estar en este mundial. Todo esto pese a que estamos hablando de una categoría que se  caracteriza por su gran dificultad, una categoría que ha hecho pasar totalmente desapercibidos a campeones del mundo de Moto3 como Danny Kent, cuyo contrato fue rescindido al no dar la talla en la categoría intermedia.

No ha sido el caso del benjamín de los Márquez, que a pesar de haberle costado adaptarse, ya en su primera temporada consiguió dos cuartas posiciones que podrían haber servido de aval de lo que el español podría llegar a hacer en Moto2. Cuatro años más tarde ha sido así y el de Cervera ha demostrado tener galones suficientes para pelear por el mundial en un año en el que casi todo ha cambiado en la categoría, debido al cambio de motor de Honda a Triumph.

Ha quedado patente viendo el rendimiento del piloto catalán que merece, como el que más, su puesto en Moto2. Es verdad, por otra parte, que 73 no tiene la misma presión que cualquier otro piloto, pues tiene un hándicap: su apellido. Álex Márquez es hermano de uno de los pilotos con más talento de este siglo: Marc Márquez, que a sus 26 años ya es siete veces campeón del mundo.

Vivimos en un mundo en que las comparaciones son odiosas pero inevitables. Mientras que Marc Márquez fue campeón del mundo de la categoría intermedia en su segundo año, tras haber sido subcampeón en la primera, Álex ya acumula cuatro temporadas de experiencia y de momento no ha conseguido la tan ansiada corona de laureles ni tan siquiera un subcampeonato.

El hecho de que Álex tenga como hermano mayor a uno de los mejores pilotos de la historia hace que la exigencia de los aficionados hacia él sea mayor de lo que es a cualquier piloto que no tiene un apellido de la talla de Márquez en el mundo del motociclismo.

Otro ejemplo de esto es Remy Gardner, hijo del mitiquísimo piloto australiano Wayne Gardner, que actualmente corre en la misma categoría que el benjamín de los Márquez y que es menospreciado por no tener a priori el talento que sí puede atribuírsele a su padre que fue campeón del mundo de 500cc en 1987 de la mano del Rothmans-Honda.

En conclusión, pilotos como Márquez, Gardner o Luca Marini, el hermano pequeño de Valentino Rossi, son pilotos que lo tienen más difícil que el resto, pues en ocasiones se les “exige” el talento descomunal de sus hermanos o su padre y eso no es justo pues pueden ser grandes pilotos, como estos tres sin ser fueras de serie.

Apellidarte Márquez también tiene ventajas

No todo iba a ser malo, como todo en la vida tiene una parte negativa, pero también positiva. Al margen de haber vivido las alegrías con su hermano Marc, Álex Márquez es un privilegiado en cierto modo al vivir bajo el mismo techo que un heptacampeón del mundo.

Se trata de los valiosos consejos que es capaz de darle alguien como Marc Márquez, que desde su más tierna infancia ha vivido de circuito en circuito y que ya acumula 12 años de experiencia en el Campeonato del Mundo de MotoGP. Ambos hermanos han hablado en algunos momentos de cómo el heptacampeón del mundo es en ocasiones el mejor consejero de Álex en cuanto a aspectos técnicos, como dónde es mejor frenar en la entrada en una curva, cómo hacer un sector en concreto o cualquier detalle para mejorar el pilotaje.

Eso sí, no son las únicas ayudas que Marc puede darle a Álex, el mayor de los hermanos Márquez también es el mejor consejero que puede tener Álex: una persona cercana a él que ha pasado por donde está pasando Álex es capaz de aconsejar al benjamín cómo gestionar la presión de liderar un mundial o cómo ser fuerte psicológicamente durante un cuerpo a cuerpo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.