El camino de Lorenzo Dalla Porta hasta el título mundial de Moto3

Hoy es un día especial, no vengo a reflexionar sobre las actuaciones de Marc Márquez, Valentino Rossi ni ningún otro piloto de MotoGP, lo que quita que no venga a hablar de todo un campeón, que este pasado fin de semana ha conseguido escribir su nombre en el libro de los campeones del mundo de Moto3. Tampoco va a ser un artículo de opinión propiamente dicho, más que nada un reconocimiento a un campeón del mundo de una categoría inferior, de la que muchas veces nos olvidamos.

Así es, muchas veces estas categorías pequeñas, formadas mayormente por adolescentes, cuyo nivel de pasión por este deporte llega a unos límites insospechados son las olvidadas por el público. Esta pasión unida a la gran igualdad mecánica acaba regalando carreras en grupo de ensueño donde puedes llegar 13º a la última vuelta y ganar la carrera y eso para un aficionado es algo muy, pero que muy emocionante.

Un día para recordar

Efectivamente, se trata de Lorenzo Dalla Porta, el joven que a la chita callando ha conseguido ser campeón de Moto3 durante el GP de Australia. El italiano lo ha hecho acumulando puntos GP tras GP hasta que en Phillip Island la caída de su principal rival, Arón Canet, en las primeras vueltas le puso en bandeja de plata un título que ya se había ganado a pulso.

Dalla Porta no necesitaba ganar la carrera para convertirse en campeón del mundo, le bastaba ser octavo y de no ganar Tony Arbolino podía permitirse bajar hasta la 12ª plaza y seguir siendo campeón del mundo, pero el italiano no quería ser campeón siendo octavo en la carrera. Pese a que sabía desde un principio que Canet estaba fuera de carrera, Dalla Porta tuvo la determinación de conseguir mantenerse en los primeros puestos de un grupo infinito.

El joven no podía escaparse, pero en el último momento tiró de galones y consiguió pasar la meta en primera posición, ganado el mundial y haciéndolo como los grandes: desde la victoria. Actuación que nos puede recordar a la de Márquez en Tailandia, donde se arriesgó a pasar a Fabio Quartararo en los últimos compases para ser campeón del mundo con doble ración de gloria: victoria y título. Un título que el joven italiano dedicó a su abuela recientemente fallecida.

Así es como con 254 puntos y a falta de dos carreras Dalla Porta demostró que su regularidad y empeño carrera a carrera pueden convertirse en un título mundialista aunque tengas rivales de la talla de Arón Canet o Tony Arbolino.

¿Quién es ese tal Lorenzo Dalla Porta?

Lorenzo Dalla Porta es un joven piloto de 22 años, que venía de ser campeón de Italia de Velocidad en la categoría de 125cc en 2012 y campeón del mundo junior de Moto3 en 2016 y que debutó en el Campeonato del Mundo de Moto3 en 2015. Eso sí, el italiano no corrió una temporada completa hasta dos años más tarde en el mundial, en 2017, donde corrió a lomos de la Mahindra del equipo de Jorge Martínez Aspar.

Su debut fue en el GP de Indianápolis de 2015, donde comenzó la sustitución de Isaac Viñales, que llegó hasta final de temporada, corriendo un total de ocho carreras donde rozó el top 10, con su 11ª plaza en San Marino.

El de Prato llegó a 2016 sin contrato mundialista, pero el año es muy largo y pueden pasar muchas cosas. En primer lugar comenzó la temporada sustituyendo a Philipp Oettl en Mugello  y a Jorge Navarro en Assen. Además, logró correr las siete últimas carreras del año, pues Romano Fenati fue expulsado del Sky Racing y él fue el candidato principal a suplirle.

Para 2017 la situación parecía cambiar, por fin tenía un contrato para correr todo el año. Eso sí, no todo lo que reluce es oro y el 2016 acabó siendo un año complicado para el actual campeón del mundo de Moto3, que tuvo que enfrentarse a una moto muy difícil como fue la Mahindra.

Su oportunidad de oro quizá fue 2018, donde comenzó a correr en las filas del Leopard Racing y donde realizó una satisfactoria temporada en la que finalizó quinto el mundial. Hablamos de un título que fue muy competido, donde Jorge Martín, Marco Bezzecchi y Fabio Di Giannantonio se jugaron la corona de laureles hasta el GP de Malasia, lo que da más mérito a ese quinto puesto.

A la tercera ha sido la vencida, el año que cumplía su tercer año completo en Moto3, por fin se ha hecho con la corona de laureles. Este título ha sido en gran parte por los diez podios que ha acumulado (tres de ellos victorias), pero también por esas posiciones no tan brillantes en carreras complicadas en las que ha sumado puntos como una hormiguita que finalmente se han traducido en título.

Hay un factor que olvidamos en ocasiones cuando hablamos de grandes campeones, que al fin y al cabo son personas: el psicológico. No me gusta entrar en temas extra deportivos como estos, pero de no nombrarlo no le estaría dando a Dalla Porta el mérito que tiene. El de Prato ha conseguido el título pese a haber corrido las últimas carreras con la pena de haber perdido a su abuela, a la que tenía un cariño inmenso y eso hace aún más valiosa esa medalla.

Lorenzo Dalla Porta se ha convertido con su presente título en el primer piloto campeón del mundo junior de Moto3 que es capaz de conseguir el título de campeón del mundo de Moto3.

El Dream Team de Moto3

 

 

Todos los medios de comunicación especializados en motociclismo comenzamos la temporada con dos palabras en la boca: Dream Team (equipo de ensueño), refiriéndonos al formado por Marc Márquez y Jorge Lorenzo en MotoGP, que realmente nos ha dado más sinsabores que otra cosa por la parte del mallorquín, que está realizando un año para olvidar.

Es por ello que hoy vuelvo a sacar el término del baúl olvidado para otorgárselo, siempre desde mi más humilde opinión, al que se lo ha ganado a pulso: el Leopard Racing. Durante el pasado Gran Premio de Australia, el Leopard Racing estuvo de doble celebración: por un lado, por el título de Dalla Porta y por otro por la consecución del mundial de equipos en el mundial de Moto3.

Ha sido gracias al campeón del mundo y su compañero Marcos Ramírez, que juntos han conseguido este 2019 un total de 14 podios, cinco de ellos victorias. Aunque eso sí, cabría destacar que los principales competidores del Leopard Racing han sido el Sterilgarda Max Racing Team y el VNE Snipers Racing, en el primero de ellos solo corre un piloto, por lo que no puede equipararse a otra estructura y en el segundo corren Tony Arbolino, junto a Romano Fenati que ha hecho una temporada para olvidar.

Una mirada al futuro

Para el 2020 Lorenzo Dalla Porta se enfrenta a un nuevo reto: subir a una categoría tan difícil como es la de Moto2. El italiano lo hará en las filas del Italtans con un gran piloto de compañero de equipo como es Enea Bastianini.

Será difícil soñar con que el italiano vuelva a repetir la próxima temporada los resultados de esta, pero lo que sí está claro es que puede ser uno de los que esté peleando mundiales dentro de no tanto tiempo en la categoría intermedia y quién sabe si en MotoGP.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.