La subliminal revancha de Assen

Manuel Pecino

@pecinogp


Los mensajes subliminales que queriendo o no lanzó Marc Márquez durante la rueda de prensa post carrera en Phillip Island dejaron al descubierto cómo cada derrota que sufre Marc deja un muesca en su orgullo… Mejor, más que un muesca generan una herida escondida que Márquez deja abierta hasta que, en una especie de ajuste de cuentas deportivo, llega el momento de cicatrizarlas.

 

“Esto no es como Assen en Australia”, comentó así como de pasada Marc en su scrum con la prensa española. “Aquí, con el título ya en el bolsillo he podido arriesgar esas cuatro, cinco vueltas detrás de Viñales jugándome una caída, algo que no pude hacer en Holanda”Assen… Holanda… Márquez no mencionó el GP holandés por acaso; para nada.

De los 17 carreras del Mundial 2019 celebradas hasta ahora, Marc ha ganado 11, se cayó en una –Austin-, y terminó segundo en las otras seis. En cinco de ellas peleando por la victoria hasta la última vuelta. En la sexta que falta es la única en la que entró en meta a distancia del primero -4.854 s-. ¿Hace falta dónde se celebró esa carrera?… ¿Y hace falta decir qué fue el piloto que le infringió aquella ‘humillación’? … Efectivamente, el escenario fue Assen y Viñales el piloto, el único en toda la temporada, que le ganó con ventaja.

 

Así pues, la carrera del pasado domingo fue un saldo de cuentas que Marc tenía con el que es probablemente su rival más incómodo. No porque sea el que más le ha complicado la vida, que ha sido Dovizioso, sin porque entre ellos no existe empatía y sí una rivalidad que se remonta a la época de las minimotos de cuando ambos eran niños de pantalón corto… A Marc le picó lo de Assen; para Viñales habérsele escapado una carrera que creía tener por la mano desde que puso los pies en Phillip Island fueron como una par de banderillas de fuego.

 

Una vez más Maverick hizo una mala salida, perdiendo en los primeros 400 metros de carrera cinco posiciones. Pero esta vez, por las características del circuito, consiguió abrirse paso y pasar a mandar la carrera nueve vueltas después. ¿Visteis la reacción de Marc cuando Viñales se puso en cabeza? El hachazo que e metió a Crutchlow fue una de sus típicas adelantamientos al límite de lo correcto.

 

Para no perder la rueda de Maverick en la entrada de Lukey Heights fue literalmente a buscar el choque de carenados que apartaron a la moto del Team LCR y a su piloto de su camino. Una maniobra peligrosa porque la ejecutó en un punto en el que las suspensiones de las motos están estirada, es decir, no hay mucho apoyo, por lo que Crutchlow podría perfectamente haber sido sacado de la pista. Afortunadamente reaccionó con rapidez y se mantuvo en lo negro. Pero sí, fue un adelantamiento marca de la casa.

 

Ya a rueda de Viñales, Márquez pasó a jugar al gato y el ratón con él. Obviamente el gato fue Marc, el ratón Viñales. Un juego que llevó hasta el final. Por la facilidad con la que en la última vuelta superó a su rival, podía perfectamente haberlo hecho cuatro, cinco, seis vueltas antes. Pero no, Márquez espero el penúltimo paso por la línea de meta para superarle ‘ a la Ducati’, es decir, simplemente saliendo de detrás de su rueda trasera y abriendo gas.

 

Un desesperado, y a buen seguro muy frustrado, Maverick intentó infructuosamente todo para recuperar una posición que había sido suya durante 15 vueltas, pero la línea de meta se iba acercando. La ansiedad por meterle la moto a Marc le hizo cometer un error que le llevó al suelo. Sus declaraciones post carrera dejaron bien claro qué habría pasado con Márquez y Viñales de haber llegado juntos a esa curva.

 

“Tenía muy claro que iba meter la moto; simplemente habría soltado los frenos a ver qué pasaba”, confesó el segundo. “Estaba dispuesto a adelantarle por lo negro o por al piano. Cuando me he caído estaba trazando por detrás de Marc la diagonal de izquierda a derecha para llegar por dentro, pero cuando bajé una marcha la rueda se bloqueó, yo me desequilibré y no me pude hacer con la moto. Ha sido un error mío”.

 

Leyendo esto, ¿alguien se puede imaginar a un ‘perdedor’ Viñales en el segundo puesto del podio viendo a Márquez celebrar su triunfo? ¿O será más apropiada decir ‘celebrar la revancha’?… Yo desde luego que no.


Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)

Dona en PayPal Dona en GoFundMe




 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.