Márquez sigue en contacto con Pedrosa

Diego Lacave

@DiegoLacave

 


La comparecencia de prensa de Marc Márquez de este martes a primera hora de la mañana ha certificado dos cosas: que Honda está echando el resto en su renovación; mientras que Repsol no se pronuncia con demasiado entusiasmo sobre su futuro en MotoGP. El evento celebrado en los cuarteles generales de la petrolera que ejerce de “title sponsor” del equipo de fábrica de HRC desde hace décadas, no ha contado con la presencia del presidente de la compañía ni nadie de renombre por parte de Dorna, por ejemplo.

Los alarmantes rumores sobre unos datos de audiencia que no se conocen oficialmente, han flotado en las conversaciones “de pasillo”. Mientras, algunos periodistas generalistas se extrañaban del perfil bajo de un acto con la presencia de un piloto español que lleva nada menos que ocho títulos ganados; y al que prácticamente nadie le recibía, en el aeropuerto de Barajas, la noche anterior. Márquez, hoy en día embajador de la plataforma que ha estrenado la nueva forma de ver MotoGP en España este año, ya no hace alegato alguno (como hacía hasta el año pasado) sobre lo mucho que le gustaría que sus triunfos se vieran en abierto.

Sobre el interés de Honda en la renovación de Marc Márquez, querida parroquia: nada nuevo bajo el sol. Salvo una cosa. Queda mucha tela que cortar; la pelotita está en un tejado de Cervera y el piloto está dispuesto a jugar con ella por todo el pueblo. Y lo que pase con Repsol a partir de 2021 (que también tiene que renovar) puede ser, si no determinante sí influyente. Lo que ha quedado certificado es que HRC tiene prisa y ha enseñado las primeras cartas. Un jefe máximo de Japón estuvo en Tailandia para hacer algo más que descorchar botellas de espumoso: vino a hablar con su socio. Porque Márquez ha alcanzado, hace tiempo, la categoría que muchas veces (con exageración) decimos que tiene, Valentino Rossi, en Yamaha.

Refiriéndose sin esconderse a las negociaciones, Marc ha querido dejar claro, a su manera, que es él y solo él quien controla esto, como controla todo lo que pueda afectarle: su liderazgo es expansivo; y no por ambición vana sino por la envergadura del reto al que se enfrenta. Sus palabras lo certifican: “primero quería que todo estuviera centrado en ganar el título; ahora es cuando se puede empezar a hablar…” Pero Honda tiene dependencia y le sale la prisa: mejor para Marc; que a una pregunta que tenía especiales ganas de hacerle (sobre Dani Pedrosa) ha revelado que sigue muy en contacto con él.

Marc Márquez sigue en contacto con Dani Pedrosa, el hijo pródigo que se fue a otra fábrica donde el patrocinador principal también es de los que han acompañado al de Cervera desde casi siempre. La KTM sigue en progreso y parte de la encrucijada en la que están, tiene mucho que ver con la necesidad de nuevos pilotos y un líder nato que tire del carro. Tienen la capacidad de pujar sabiendo que serán escuchados; y la certeza de que sus conversaciones tienen más peso que lo que pueda ofrecer Ducati, por ejemplo, gracias al empuje de Red Bull. Y… nunca se sabe. Márquez no miente cuando dice que su prioridad es Honda; pero es lógico pensar que no va a desaprovechar la puja que los otros están haciendo por él para ganar lo que, indiscutiblemente, vale. La prueba de que sin él HRC estaría en crisis es ver cómo están el resto de fábricas, que no tienen otro como él.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.