Ducati Team en MotoGP 2019: objetivos incumplidos pese a ser subcampeones

Con el Gran Premio de Malasia finalizado, la temporada del Campeonato del Mundo de MotoGP comienza a tornar a su fin. Ya solo queda el GP de Valencia que se disputará del 15 al 17 de noviembre en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste y habrá acabado otro mundial. Al estar ya casi todo el pescado vendido en MotoGP cada vez los análisis del año que podamos hacer serán más fieles a la realidad, pareciéndose casi a un análisis post temporada.

Hoy vengo a hablar del papel que ha tenido Ducati en la temporada 2019 de MotoGP. La pasada temporada todo eran alegrías en Ducati, sus pilotos conquistaron un total de seis victorias y lo más importante: se postularon como la marca a batir tras Marc Márquez, que finalmente ganó el título ante un Andrea Dovizioso que no pudo hacer nada para impedirlo.

Objetivo 2019: destronar a Marc Márquez

Para 2019 la estructura de Borgo Panigale se presentaba como casi imbatible, a pesar de haber perdido a uno de sus activos más importantes: Jorge Lorenzo, que fichó por el Repsol Honda. Ducati cambió a Lorenzo por un veterano con la marca italiana: Danilo Petrucci, que ya acumulaba la friolera de cuatro temporadas a lomos de una Ducati de MotoGP.

Con el cambio de Petrucci por Lorenzo no fueron pocos los que acusaron al italiano de no merecer la oportunidad que se le había otorgado e iba a ser a lo largo de este año cuando al italiano se le iban a presentar dos retos: por una parte, ir rápido con la Ducati para prolongar un año más su contrato y, en segundo lugar, pelear por la cabeza de carrera prueba tras prueba del campeonato.

Desde el otro lado del box, su compañero Andrea Dovizioso tenía un reto aún más grande: el título que se le había resistido en los dos últimos años, donde fue segundo tras Marc Márquez.

La debacle de Ducati en MotoGP

Antes de que comenzara la temporada, en la presentación de sus monturas, Ducati mostraba orgullosa al mundo dos preciosas monturas rojas, con un cambio de estética más que notable y en las que se podía leer: Mission winnow. Se trataba de una plataforma creada por Phillip Morris, su patrocinador principal que por fin encontró una rendija para poder poner el sello de la tabacalera en las monturas. Finalmente tampoco se les permitió llevar esta publicidad en la mayoría de los países y acabaron por omitirla, pero esa es otra historia.

Pese a que Gigi Dall’Igna y su equipo presentaron orgullosos a esas dos damas rojas como las favoritas a pelear el título contra Marc Márquez, la verdad es que ya podemos atrevernos a decir que la temporada no ha ido como se esperaba. Hay que reconocer que la posición de Dovizioso en el mundial no ha cambiado con respecto a los dos años anteriores, pues ha vuelto a ser subcampeón tras Márquez. Eso sí, podemos creernos a pies juntillas esos números o hacerlos hablar. He elegido la segunda y voy a ser hoy la encargada de ponerles voz a esos resultados.

El comienzo de temporada para Ducati no pudo ser mejor: Andrea Dovizioso comenzaba el año liderando tras ganar ante Márquez la primera carrera, en Catar. Desde ahí hasta el GP de Italia el peor resultado del 4 había sido dos cuartas posiciones, todo marchaba para la marca italiana según lo esperado.

En el GP de Catalunya, Dovizioso se fue al suelo en una caída múltiple provocada por Jorge Lorenzo, lo que  le obligó a retirarse y apuntarse un cero a su marcador. Pese a ese incidente todo parecía marchar bien en la marca, donde llevaban un comienzo de año más que digno y además Danilo Petrucci consiguió en esa carrera subir al podio, salvando los muebles para la firma.

Pese a su buen inicio y a que los números de Dovizioso han sido estupendos, habiendo subido nueve veces al podio y dos tras haber conseguido la victoria, hay que advertir de algo a nivel cualitativo: la mejora de Yamaha en la recta final de la temporada, que ha eclipsado casi por completo a Ducati y que aunque no la ha superado en la general, se trata de una preocupación real para los de Borgo Panigale.

 

¿Qué ha cambiado en Ducati de Catar a Valencia? Mientras que, en Catar Dovizioso peleó el triunfo y lo consiguió, ahora podemos ver como hace ya desde el Gran Premio de Aragón que no lucha por la victoria. Es más, en Phillip Island, cuando Maverick Viñales se fue al suelo en los últimos momentos de la carrera se abrió un puesto de podio, que fue para Jack Miller, que corre en la Ducati privada del Pramac Racing.

¿Por qué parece que Ducati ha empeorado su rendimiento? Más que preguntarnos esto quizá nos deberíamos preguntar qué marca ha sido la que ha ocupado el puesto que hasta entonces ostentaba Ducati, que no es otro que el de poner las cosas difíciles a Márquez para impedir ese dominio tan absoluto del español.

La respuesta es clara: Yamaha ha dado el salto de calidad que necesitaba para estar delante y en las últimas carreras están siendo precisamente los chicos de la marca de los diapasones, concretamente Fabio Quartararo y Maverick Viñales los que se están postulando como los principales rivales a batir para Márquez. Este cambio en el paradigma deja a Ducati siendo la tercera mejor marca desde el GP de Aragón, donde Dovizioso fue segundo.

Ahora bien, en tan solo media temporada, hemos pasado de ver a Ducati como un peligro real para luchar contra un casi invencible Marc Márquez a ser la tercera en disputa. Realmente para nada son preocupantes los resultados del Ducati Team en MotoGP, pero sí que lo son desde el punto de vista de una firma que ansía volver a tener un título en clase reina, algo que no ocurre desde 2007 con el de Casey Stoner.

Danilo Petrucci suspende este 2019 pero logra repetir curso

Si retrocedemos párrafos anteriores, cuando hemos hablado de buenos resultados para Ducati han sido con Andrea Dovizioso como protagonista indiscutible, pero él no está solo en la estructura. En la otra parte del box se encuentra el italiano Danilo Petrucci, que ha realizado este 2019 su cuarta temporada en Ducati, primera como piloto oficial.

Para Petrucci no ha ido todo según lo esperado este año. El de Ducati comenzó la temporada rondando el top5, normal, debía acostumbrarse a su recién estrenada Ducati Desmosedici GP19. Llegó el tan ansiado momento en el que el italiano dio ese salto de calidad necesario y en el GP de Francia se hizo con su primer podio como piloto oficial Ducati, tras ese tercer puesto llegó el GP de Italia y Petrucci volvió a superarse ganando la carrera.

Por fin parecía que el fichaje de Ducati comenzaba a demostrar ante el mundo lo que  podía hacer con su montura. Fue el 4 de julio, escasos días antes del GP de Alemania cuando la marca de Borgo Panigale anunció la renovación del piloto par 2020.

Aquel fin de semana Petrucci fue cuarto, pero desde entonces el italiano ha estado totalmente ausente, sin llegar ni al top 5 en ninguna carrera desde el GP de Alemania hasta el de Malasia. Podemos hablar de unos resultados mediocres del italiano y habrá que ver si para 2020 da el salto de calidad que necesita o por el contrario, la marca de Borgo Panigale piensa en poner en su asiento a otros que sean capaces de mejorar esos números.

Lo que está claro es que Petrucci necesita mejorar sus resultados en 2020 para que la marca siga confiando en él para su ambicioso proyecto en MotoGP.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.