La parte oculta del iceberg Ducati

Los pilotos son los que brillan, pero también los técnicos detrás de los paneles del box, los ingenieros en el Reparto Corse en Bolonia, la organización del equipo de la mano de Paolo Ciabatti, la gestión férrea del box por parte de Davide Tardozzi … todos tienen su parte de mérito en el momento dulce que se vive en estos momentos en Borgo Panigale.

 

Manuel Pecino

@pecinogp


Ducati está viviendo sus momentos más brillantes desde su llegada al Campeonato del Mundo allá por 2003. En lo que va de temporada no sólo ha ganado la mitad de los GGPP disputados, sino que esos triunfos se han repartido a a partes iguales entre sus dos pilotos. Una muestra del potencial de la actual Desmosedici, unánimemente reconocida como la mejor MotoGP de la actualidad.

Y antes de que alguien me recuerde la época Stoner, hay que tener en cuenta que ahora, a diferencia de entonces, no existen caracteres diferenciadores que pudiesen otorgar una ventaja técnica: los neumáticos son mono marca, la electrónica es única, la evolución de los motores está congelada… En esta situación de máxima igualdad técnica, la Ducati capitaneada por Gigi Dall’Igna es la referencia.

Gigi Dall’Igna, Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso… son los nombres que se relacionan con este brillantísimo momento de la fábrica de Borgo Panigale, pero obviamente detrás de ellos hay una legión de personas que hacen posible esta realidad. Porque, aunque las victorias se adjudiquen a una persona, a un piloto en este caso, el motociclismo a este nivel es un deporte de equipo.

Los ingenieros detrás de los paneles del box, los ingenieros en el Reparto Corse en Bolonia, la organización del equipo de la mano de Paolo Ciabatti, la gestión férrea del box por parte de Davide Tardozzi … Son todos parte de esa parte oculta del imponente iceberg que es en estos momentos Ducati.

En esta cara oculta hay otro grupo que ha jugado y juega un papel fundamental: el famoso test team. Una estructura de pruebas referencia, que ha ejercido un rol decisivo en los pasos dados hacia delante por las motos diseñadas por Dall’Igna y en la adaptación de Jorge Lorenzo a la Ducati. Y en este grupo hay un nombre propio que destaca sobre el resto: Michelle Pirro, el piloto del test team.

De carácter tranquilo, muy serio y centrado a la hora de hacer su trabajo, rápido al nivel de los pilotos de MotoGP –acabó quinto en el GP de 2017-, Pirro es la envidia de las demás fábricas. De hecho, en más de una ocasión Ducati ha tenido que “neutralizar” ofertas que le han llegado de otras marcas.

Nos sentamos a hablar con Michelle en el pasado GP de Misano, donde salió como wild card, que son para él los momentos más esperados del año, aunque en esta ocasión lo hizo todavía mermado de la terrible, horrible, caída que sufrió en Mugello en el transcurso de los entrenamiento para el GP de Italia.

– Supongo que tienes que cambiar mucho el habitual planteamiento de cuando te subes en tu moto. Lo digo porque al final eres un piloto de pruebas y estás  acostumbrado a trabajar con un objetivo muy diferente al de competir.

Son dos cosas diferentes: la competición y el test. En el test no siempre se trabaja para ir rápido; en cambio, en un fin de semana de carrera siempre tienes que ir fuerte, es el objetivo de cada vuelta. En una jornada de test también es importante mantener el mismo nivel a lo largo de todo el día de pruebas; los fines de semana de carrera hay que estar a tope durante 40 minutos.

 

– Lo mismo me imagino que le pasa al equipo. Está acostumbrado a trabajar con mentalidad de test y los tiempos de test. ¿Cómo de complicado es cambiar el chip y pasar a modo GP?

Bueno, muchos de los que trabajan conmigo han trabajado en el equipo ‘de carreras’. Por otro lado, para nosotros tomar parte en carreras es una satisfacción. Cuando hay resultados buenos, como el año pasado que hice quinto en Misano, es una gran satisfacción y alegría. Para nosotros es importante porque trabajar tres días solo en un circuito, tú y la pista, y muchas horas trabajando, probando, evaluando … no, no es fácil.

 

– Una vez hablé con Jorge Martínez “Aspar” de su época de piloto de pruebas de Aprilia, y me explicó que para un piloto acostumbrado a correr hacer de piloto de pruebas es un trabajo que resulta “triste”, gris, insípido. Estás solo en el circuito, das 4 ó 5 vueltas, paras, te toca a lo mejor esperar una hora para que hagan cambios en la moto, vuelves a salir, otro par de vueltas…

No es siempre así; depende del plan que haya. Normalmente entras a la pista a las 8 o las 9, paras a la 1 y descansas una hora y media o dos. Después vuelves a la pista para otras 4 horas. Para hacer bien el trabajo es fundamental tener mucha concentración y ser siempre constante. No se trata de ir al límite en la primera hora y estar al 80% en la segunda. Date cuenta que cuando pruebas nunca estás sobre la misma moto, por lo que es importante estar siempre al mismo nivel. Tienes que intentar ser constante durante todo el día, constante pero al mismo tiempo estar a un nivel que te permita entender si una cosa va mejor o peor.

 


Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar a que mejoremos, aquí puedes hacer una donación: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)

Dona en PayPal Dona en GoFundMe


– Me imagino que tenéis test de evaluación de material nuevo y otros para ir lo más rápido posible.

Si, claro. Tenemos un test de neumáticos, otro para ver directamente las prestaciones, otro es para evaluar alguna cosa en concreta o una combinación entre ellos. En esas situaciones, cuando tienes un buen setting para ir al máximo, sales para ver si  todo junto funciona y en qué tiempos podemos estar con esas prestaciones.

 

– No parece tan sencillo ser piloto probador. Da la sensación que es una subcategoría dentro de la profesión de piloto.

Son siete años los que llevo haciendo este trabajo. Llegué para hacerlo durante un año, siendo piloto. Creo que fue determinante haber empezado tan joven, porque creo que a un piloto más veterano o incluso retirado, le cuesta más. Cuando eres joven, como fue mi caso,  sólo piensas en hacerlo mejor y mejor y mejor… Hablé con De Puniet en Spielberg y me dijo que no sentía la motivación a la hora de hacer el trabajo de probador para KTM. Yo cuando empecé hace siete años, quería ir fuerte, igual de fuerte como los pilotos, tenía una gran motivación. Quería siempre estar a su nivel, estar delante, incluso cuando rodaba solo en un circuito.

 

– ¿Cómo es rodar días enteros solo en un circuito como Mugello?

Es diferente. Cuando estás allí sólo parece otra pista. Cuando llegas para el GP y ves toda la afición, parece diferente. Cuando lo tienes todo para ti te parece enorme. Es un trabajo que, si lo haces con pasión, te da muchas satisfacciones. La clave es la actitud que tienes cuando vas a trabajar: si estás a gusto con el equipo y tienes la posibilidad de hacer un buen trabajo en equipo, esos días larguísimos sólo en un circuito no te pesan; no supone un esfuerzo ir a hacer el test.

– Para hacer bien tu trabajo, ¿tienes que caerte? Lo digo por lo de encontrar el límite de lo que estás evaluando.

No, para nada. Como el resto de los pilotos, siempre te puedes caer, pero siempre tienes presente caerte lo menos posible porque, además de poder hacerte daño, retrasas todo el plan de trabajo previsto. Es importante intentar ser rápido sin arriesgar. Hacer una vuelta al límite y arriesgar si hace falta, se hace, pero generalmente no es el objetivo de un test. Básicamente nuestro trabajo es poner a punto una moto que permita ser rápido durante 20 ó 30 vueltas.

 

– Otra reflexión que me gustaría que me aclarases. Cuando haces un test, ¿intentas hacerlo siguiendo las características del piloto que corre los GGPP?

La ventaja es que yo el año pasado estuve en muchos GGPP a pie de pista y pude ver y darme cuenta de los problemas que tenían Dovi y Jorge como pilotos, no en cuestión de la electrónica. Entonces, cuando yo hacía el test intentaba entender cuál debía ser la solución para resolver los problemas de Jorge y lo que necesitaba Andrea.

 

– ¿Llegas al punto de decir “hoy voy a probar para Lorenzo, hoy para Dovi”?

No, esto no. Yo creo que si la moto funciona, funciona mejor para todo el mundo. Algo importante que hemos hecho este año es que tanto Lorenzo, Dovizioso como Petrucci van rápido con la misma moto.

 

– ¿Incluso si sus estilos de pilotaje difieren del tuyo?… ¿Eres capaz de evolucionar la moto pensando “él pilota así, él hace las cosas de esa manera…”?

Sí, el estilo de pilotaje es importante, pero en lo que me fijo es en las cosas que pueden hacer que la moto vaya más rápida. Si yo encuentro algo que puede hacer que Jorge vaya más rápido, a mí también me hace ir fuerte. Porque trabajando para Jorge y Dovi, yo he crecido mucho como piloto. Entre los tres hemos generado muchísima información que nos ha servido para llevar la moto al nivel en el que está actualmente… Jorge, Dovi y yo.

 

– ¿Este es el paso adelante que habéis dado?

Sí, porque hace cuatro o cinco años sólo iba fuerte un piloto.

 

– ¿Y cuánto mérito tienes tú en esto?

Como te he dicho, es el logro del trabajo de todo el equipo. Creo que todas las personas que están en Ducati tienen su parte de mérito. La gente sólo ve el piloto o el equipo que hace la carrera, pero en casa hay muchísima gente que ha contribuido para que este resultado llegue. Es como un jugador de fútbol… Uno ve el partido del  domingo pero no saben que desde el lunes han estado trabajando y preparando el partido; es lo mismo.

Yo no tengo ni más ni menos mérito que los demás. No creo que sea una persona que haya marcado la diferencia. La diferencia ha sido cuando llegó Gigi, Paolo y Davide. Digamos que con ellos el barco siempre ha navegado en la misma dirección, lo que tal vez no fue el caso antes.

 

– Me has dicho que cuando tú llegaste a Ducati hace siete años, una de tus motivaciones era hacer méritos para poder convertirte en piloto de carreras. ¿Esta motivación todavía está o ya te has cambiado al rol de piloto probador?

No, no… Si no tienes esta motivación en las carreras no haría los resultados que he hecho en GGPP. El año pasado hice quinto, octavo e incluso top cuatro en entrenamientos y en todas las carreras terminé en el top10. Este año, cuando llegué a Mugello en mi cabeza tenía que estaba para hacer top cinco, y creo que podía haberlo hecho. Pero esto pasa sólo porque tengo motivación; todavía tengo la motivación de querer ser piloto de MotoGP.

 

– ¿Es en este sentido Petrucci una referencia?

Creo que Danilo lo ha hecho genial porque ha aprovechado todas las ocasiones que se le han dado. Ha tenido la oportunidad de hacer un año completo con la misma moto, el mismo equipo, y eso nunca lo he tenido yo. Pero él ha estado muy bien y ha demostrado potencial. Creo que si yo hubiera tenido la misma oportunidad, también habría crecido como piloto.

 

– En las últimas dos temporadas has trabajado muy cerca de Lorenzo. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Para mí ha sido un honor, una gran oportunidad poder trabajar con un campeón del mundo como Jorge. También lo ha sido poder hacerlo con Dovi, son dos pilotos muy fuertes. Me sabe muy mal que Jorge no esté con la Ducati el año que viene, pero debo de decir que dejará muchas cosas buenas; a mí personalmente me ha dado muchas cosas.

 

– ¿En el aspecto personal, humano, o como piloto?

Tanto en el personal como de piloto. Me sabe realmente mal, como amigo, que se vaya, porque creo que es uno de los pilotos más fuertes. Pero en la vida la gente va y viene. Me sabe mal porque verlo como contrario habiendo visto lo que es capaz de hacer….

 

– Jorge es triple Campeón del Mundo de MotoGP. Después de haber trabajado con él, ¿entiendes por qué tiene estos tres títulos?

Sí, lo entiendo… Totalmente… Lo tengo claro.

 

– ¿Y …?

[ Sonrisa] …

 

– ¿Dónde está su fuerte, en su mentalidad o su habilidad para ir deprisa en moto.

Habilidad… Tiene la virtud de la constancia, de querer llegar, y el talento que le ha dado la naturaleza para ir deprisa en moto … ¡y tiene la cabeza muy dura! La cosa que me sabe peor es que no estará con nosotros no porque se vaya a retirar, como ha hecho Stoner, sino porque el año que viene estará pilotando otra moto… Estoy preocupado. Pero tenemos un equipo fuerte con Dovizioso.

 

– ¿La mayor virtud de Jorge como piloto es…?

La capacidad de mejorar y de cómo solucionar un problema. Si él tiene claro qué necesita hacer para ser más rápido, poco a poco, paso a paso, lo hace.

 

– Interesante, pensaba que Jorge tenía más un perfil explosivo, pero por lo que me dices es analítico.

Mucho… Jorge es muy analítico.

 


Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar a que mejoremos, aquí puedes hacer una donación: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)

Dona en PayPal Dona en GoFundMe


 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.