GIORGIO ANTE EL ESPEJO

Diego Lacave

@DiegoLacave

 


La recta de atrás de Jerez es el sitio en el que me gusta ver a los pilotos en la pista y la que inspiró el nombre de esta sección en MotorluNews. Primero está la salida de la curva Sito Pons, una larga a derechas que desemboca en esa breve cuesta abajo tan hermosa. Y en el punto que, de manera brillante, ha rebautizado Álex Crivillé como “la frenada Dani Pedrosa de la curva Dry Sack”, se producen lances de carrera emocionantes.

Es un lugar especial que te enseña cómo van de enchufados los pilotos, su capacidad de llevar sus monturas al límite. Y también es un punto donde se ven los problemas, cuando los tienen. Por eso vengo, este martes especial por ser el de después del GP de casa, a esta recta de atrás de todos vosotros a hablar de lo que le pasó a Jorge Lorenzo en la carrera del domingo; pero sobre todo a señalar cómo ha reaccionado en la jornada de test del lunes.

Jorge Lorenzo fue la sombra de sí mismo el pasado Gran Premio de España de MotoGP. Él lo sabe, y no quiso esconderse tras la carrera: dio la cara y fue todo lo sincero que una situación así en un mundo como este, te permite. Tampoco es plan de hacerse el “Hara-Kiri” en público, porque esto es un campeonato del mundo muy largo y caer en la trampa de valer según lo que has hecho en tu última carrera (cuando ésta es un fracaso) solamente alimenta la motivación de tus rivales.

Por eso he hablado, al inicio de este artículo, del lujo de ver a los pilotos en pista; porque lo he hecho siempre que he podido y lo pude hacer este pasado lunes de test. El domingo no me dejaba mi pase de sala de prensa restringido al paddock; y recibí, después, la información de varios especialistas que llevan a otros pilotos con los que tengo línea directa. Me hablaban de un Jorge apagado en carrera, sin garra. Después, el vuelta a vuelta delataba al de Honda: un “diente de sierra” o “montaña rusa” de altibajos; una inconsistencia impropia de este piloto. Los amantes de los números me decían que algo tenía que haber pasado el viernes por la tarde o el sábado a primera hora; porque Jorge salió al FP1 enchufado y empezó a apagarse de manera alarmante en el FP3.


Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)

Dona en PayPal Dona en GoFundMe


 

Puede ser, pero eso es lo de menos. Lo importante del bajón de Lorenzo en el momento de la carrera reside en no poder reaccionar a la espiral negativa, dejarse engullir por eso que los deportistas de élite americanos llaman “las arenas movedizas” de la competición. El domingo fue un fracaso (y una vergüenza) para Jorge. Me jodió preguntárselo, pero lo hice y lo confirmó: es posible que esté haciendo frente a uno de los momentos más complicados de su carrera deportiva. Por una sencilla razón, matizo ahora: porque no le queda mucho tiempo y no puede resignarse a una foto final mediocre después de tener cinco mundiales a la espalda.

El domingo fue un fracaso, insisto; pero a la vez el inicio de la reacción que pude ver con mis propios ojos el lunes, entonces sí, a pie de pista. Apuró el tiempo de pista, retorció su Honda hasta hacerla caer (la última con violencia en la curva Aspar con bandera de cuadros) dos veces. El lunes era perfectamente reconocible, en pista. ¿Por qué?

Porque Giorgio se miró en el espejo. Y se dijo a sí mismo lo que nadie más puede (porque no tiene ni el permiso ni la categoría) decirle. Sus recién cumplidos 32 años valen más (en tasas de madurez) que los casi 50 míos. Lo que ha vivido (y sufrido, y superado) a lo largo de su vida le confieren una capacidad descomunal para salir, sin ayuda de nadie, de todos los agujeros en los que se ha metido, a veces, como ahora, él solo. A Lorenzo le han engañado, se han aprovechado de él, le han robado… Ha superado las lesiones más graves. Y ¿Hay alguien que piense que un domingo de carreras va a hacer la diferencia en el carácter de este señor? No sean arrogantes: Giorgio está de vuelta, desde el lunes; y volverán a reconocerle sus seguidores, en la pista francesa que tanto le gusta. Y lo mejor de todo no es que llegue Le Mans, sino que llega en menos tiempo que el gap entre Austin y Jerez; y Lorenzo no dejará de trabajar el doble, el triple, para darle la vuelta a la tortilla. Se ha mirado en el espejo.

 


Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)

Dona en PayPal Dona en GoFundMe


One thought on “GIORGIO ANTE EL ESPEJO

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.