El CEV-FIM, patrocinadores y MovistarTV

El cambio en el paradigma de la explotación del Mundial de MotoGP abre muchas dudas, tanto desde el punto de vista de la afición como de las empresas y campeonatos. ¿Afectará este cambio al nuevo CEV-FIM?  ¿Cómo puede afectar a los equipos, pilotos y patrocinadores de cara al futuro?

Y es que parece ser que esta temporada 2014 está más animada por diferentes temas de despachos y “pasillos” que por lo estrictamente deportivo.  No sólo están los temas sobre la decisión de qué reglamento abrazará Ducati, ni la polémica y el grito mudo de queja lanzado por HRC al respecto del formato Open proyectado por Yamaha, sino que ahora se le une el formato de retransmisión que tendremos en España.

Obviamente las informaciones no han sido del todo claras ni desde MovistarTV han tenido tiempo de hacer un lanzamiento en los medios de qué van a lanzar, ni en qué formatos ni qué diferentes paquetes contratables si los hubiere. Lo único que sabemos con certeza son los costes de los derechos, cercanos a los 20M de Euros, a los que Mediaset no puede hacer frente con el ingreso de la publicidad.

También me gustaría dejar claro que en este artículo no quiero abordar este cambio en el formato sino cómo dejará el escenario para los equipos, pilotos y del campeonato CEV-FIM. Está en preparación un artículo específico sobre el modelo de la publicidad, de contratación como plantea MovistarTV y la arraigada idiosincrasia latina del “qué bien estábamos antes”.

Que el mundial de MotoGP tiene un soporte importante a nivel mundial que le puede hacer sobrevivir sin la necesidad de un solo mercado, está claro. Lógicamente, si no tiene difusión en un país la consecuencia directa será que no se genere interés por este campeonato y no se produzcan talentos como hasta ahora. Es decir, que el dominio que ahora estamos viviendo y que nos llena de orgullo patrio, dejará de existir. Pero ¿por qué?

El “por qué” no es sólo un motivo, hay varios y están relacionados entre sí.

Pongamos por caso que en este cambio de cromos que ha habido entre Mediaset y MovistarTV se viese afectado el CEV-FIM. Que a pesar de haber entrado en el trueque dicho campeonato no le interese al nuevo operador, dado que o bien incrementaría innecesariamente el precio del producto MotoGP o bien por los costes adicionales de tener que retransmitir las carreras con despliegue propio y además algunas desde el extranjero, desplazando equipos y comprando transmisión de señal internacional. ¿Caería este campeonato en el olvido? ¿Se le iría dando cada vez menos importancia al campeonato que es modelo en el mundo entero, y que nos permite ir sacando pilotos y más pilotos campeones? La lógica, una vez más, dice que así sería.

También es posible que no fuese así y se mantuviese normalmente la transmisión del CEV, pero aunque así fuera surge inevitablemente una cuestión ¿serán las audiencias del mismo volumen que han sido hasta ahora?

Todo hace pensar que no, que los aficionados sólo van a pagar por ver a “los buenos”, dejando desamparadas y con muchísima menos presencia a las categorías pequeñas y al campeonato de España. Teniendo en cuenta que se ha llegado a un punto en que los pilotos tienen patrocinadores personales para poder comprarse el manillar, más los patrocinadores del equipo que les permite alquilar/comprar las motos y pagar al equipo ¿qué marca pondría dinero en un producto que ni siquiera se pone en el escaparate?

El dinero quiere tranquilidad, confianza y réditos. Si no se le da una de esas tres cosas Don Dinero buscará otras playas, y ahora mismo no tiene la tranquilidad de saber que el patrocinio que pagan se va a dar a conocer y, por lo tanto, no se tiene la confianza de obtener los réditos esperados y calculados con el anterior modelo.

Hay que esperar para saber cómo será la apuesta de MovistarTV, pero ciertamente hace temblar lo construido hasta ahora.

¿Qué pasará con los patrocinadores?

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.