Quartararo ordena el Caos

Quartararo se tuvo que enfrentar a dos carreras distintas, en la primera salió desde la última plaza y en la segunda, que fue la que contaba, desde la pole. El francés tuvo casi tanta suerte como Remy Gardner, que salía indemne del accidente más escalofriante del año. El bravo piloto australiano quiso salir a la segunda carrera, pero tener el basculante partido se lo impidió.

Partía desde una de las poles más ajustadas de la temporada el líder, Fabio Quartararo, en uno de los fines de semana que se había visto al Gabri Rodrigo más maduro y consistente de toda la temporada. Por ello y por la ausencia de grandes rectas parecía que podía haber una carrera algo más disputada que las que hasta ahora se habían celebrado, a excepción de la segunda carrera de la cita inaugural de Jerez.

Espectacular la carrera incluso ante de iniciarse, porque a Quartararo se le caló la moto en la parrilla cuando se iba a dar la salida. Eso hizo que se hiciese un nuevo procedimiento de salida y se relegase al francés a la última plaza de la parrilla. Hacía una salida que en vivo fue espectacular, a la cabeza de la gente venía la inmediata comparación con la carrera de Marc Márquez en Estoril, y ya en la primera vuelta pasó el decimoséptimo, casi en los puntos.

Desgraciadamente una escalofriante salida por orejas de Remy Gardner cuando iba en tercera posición, hizo que el australiano quedase en mitad de la pista y fuese pasado por encima por Gabriel Rodrigo, que iba enganchado a él al haber sido superado pocas curvas antes. Realmente la tensión atenazaba a todo el mundo y se mascaba la tragedia, Remy estaba inmóvil sobre el asfalto y los pilotos tenían que esquivar a la salida de la curva tanto al cuerpo del piloto como la moto. Recordamos que Remy cayó estando tercero, por lo que absolutamente todo el pelotón tuvo que pasar por la zona del accidente.

Finalmente, y tras unos tensos segundos, Remy se movió y fue a gatas hasta el límite de la pista. Lo peor había pasado.

Esto sumó una nueva situación, y es que se declaraba carrera nueva, por lo que la cabalgada en solitario que estaba haciendo un hábil Jorge Navarro quedó en nada por tener que iniciar desde cero esa nueva carrera. Ello permitía a Fabio Quartararo recuperar su posición de poleman, y a Luca Marini volver a formar parte de la carrera ya que había tenido que retirarse por problemas mecánicos. 

 

 

Todo estaba resultando muy complicado.

La nueva carrera iba a ser a 8 vueltas, todos habían montado gomas nuevas y, seguramente, todos lo hicieron con el compuesto más blando al tratarse de una carrera corta.

Salía bien, esta vez sí, el poleman, que se puso a tirar con todo para tratar de evitar los múltiples problemas que parecía que estaban destinados a sufrir todos los pilotos. No es normal una carrera que tiene 3 procedimientos de salida. Tanto tiró que en la primera vuelta se puso a 1,1 segundos del perseguidor que tenía en Stefano Manzi, con Mahindra. Por detrás recuperaba un Navarro que había errado en la estrategia de salida, en la que María Herrera había conseguido ponerse segunda al saber aprovechar el pasillo que le proporcionaba la ausencia de Gardner. Sin embargo la testarudez de los ritmos hicieron que paulatinamente fuese cayendo en la tabla de posiciones.

 

 

Por su parte Gabriel Rodrigo, el otro piloto involucrado en el accidente que provocó la bandera roja, tenía que lidiar en el mismo grupo que María, pero especialmente tenía que lidiar con el estado mental en que se debía encontrar tras haber atropellado a un compañero de profesión y haber sufrido caída. Pero dentro del grupo en el que estaba fue, poco a poco y vuelta a vuelta, sobreponiéndose para pasar en el penúltimo giro como 4º clasificado de la carrera. Pero la mala fortuna estaba persiguiendo en esta carrera a Rodrigo, ya que dentro del último giro sufrió una caída que le relegaba a la 18ª posición que le dejaba fuera de los puntos.

Esta había sido una carrera trabada, con hasta 3 procedimientos de salida, así que como no podía ser de otra manera el duelo de mayor intensidad no se decidió por otra cosa que no fuese por una caída. Enzarzados en una larga lucha de largo recorrido Manzi y Bulega se iban pasando en cada vuelta, así que tan pronto estaba la KTM del Calvo Team delante como lo estaba la Mahindra del TMR. Esto ha sido así hasta que en la última vuelta Bulega le ha ganado el interior a Manzi y ha errado frenando demasiado con el freno trasero, provocando un patinazo en su moto que le ha hecho perder el control antes de meter la moto en la curva y dando con sus huesos en el suelo. Un final que no se merecía una tan buena carrera de del italiano de Mahindra.

Con todo lo acontecido el podio fue para Quartararo, Navarro y Buelga.

En la rueda de prensa nadie se salió del guión en cuanto a las declaraciones, sin embargo Jorge Navarro sí que dio un titular al declarar que a él le gustaría que el Marc VDS le permitiese acabar la temporada dado que aún tiene opciones matemáticas de llevarse el título.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.