La voluntad infinita de HRC

El tercer día de test en Sepang despeja muchas dudas y arroja las primeras conclusiones. La más evidente de todas no es otra que la ciclópea capacidad de la marca nipona.

Nakamoto dirige una maquinaria humana de enorme precisión

 

En un día en el que se ha batido el récord de la pista, con tantísimos pilotos por debajo de los dos minutos parecería que la noticia estaría en los pilotos, pero la verdadera ‘machada’ viene de parte de uno del fabricante más grande del mundo. Veamos por qué.

 

Con dudas y sin rumbo claro

Y es que eran muchas las dudas que, desde fuera, se ponían sobre Honda dado el despliegue de medios con que llegó aquí. A saber, dos probadores además de los 4 pilotos ‘factory’ (dos satélite) y ¡10 motos!. Que entre esas se totalizaban 4 prototipos diferentes.

Eso se debía a que los pilotos del equipo de fábrica, tras el test de Valencia, se quejaron de la dirección que HRC había tomado en el desarrollo. De hecho, ya en el test de Brno, habían hecho comentarios negativos en cuanto a lo que estaba poniendo en pista los ingenieros. Por lo visto un motor demasiado agresivo en la entrega de potencia hacía la moto incómoda de conducir a la salida de las curvas y, además, el chasis no permitía meter la moto en la curva con la misma agilidad que la moto de 2014.

 

La confianza de Honda

Se llega a Sepang con la necesidad de probar las modificaciones que los pilotos han pedido a sus ingenieros, en esos test cada segundo cuenta y los planes de trabajo son ajustadísimos. Sin embargo todo es diferente para Honda.

Destinaron toda la mañana a que, tanto Dani como Marc, probasen tres prototipos cada uno y escoger cuál iba a ser desarrollado. Recordemos que a Marc le desarrollan ‘su’ moto, y a Dani la que pilota él. De hecho Nakamoto dijo que las satélite que llevarán Crutchlow y Redding “estarán en algún punto entre la moto de Marc y la moto de Dani”, por lo que en 2105 estarán con tres líneas de desarrollo.

Ese trabajo de elección matinal obligó a dedicar la tarde a buscar una configuración base de la moto. Tanto a nivel de geometría como a nivel de electrónica, y eso explica lo poco competitivos que fueron a lo largo de la jornada, aunque Marc salió a ‘cazar’ una vuelta rápida para estar arriba en la tabla.

 

El despliegue

Las marcas saben que desarrollar una moto es un enorme trabajo, ahí tenemos los esfuerzos que están llevando a cabo tanto Aprilia como Suzuki, o por hacer una comparación más ajustada a Honda miraremos a la otra marca de referencia: Yamaha. En Yamaha estuvieron toda la temporada 2014 a remolque de un desarrollo de chasis incorrecto para los neumáticos de esa temporada, ¡todo un año! Pues desde el test de Noviembre en Cheste hasta ahora, aunque sean variaciones sobre la misma base, han construido para sus pilotos cuatro opciones diferentes, y han modificado la electrónica para adaptarse más al gusto de los pilotos. ¿Quién más es capaz de eso?

 

Los resultados

Después de un día usado para escoger moto, otro día de configuración, ha llegado el día de la confirmación. 

La particularidad del clima en el circuito de Sepang hace que los tiempos más rápidos se obtengan en las primeras horas, con el paso del día las temperaturas y humedad se disparan y convierten la pista en una superficie con menor adherencia para los neumáticos. Y ahí ha sido en donde Honda ha vuelto a sorprender a todos, ya que si bien se esperaba que encontrasen el camino para el segundo test, han conseguido que sus dos pilotos rueden por debajo del récord que ya tenían desde el año pasado.

No sólo eso, sino que Marc Márquez ha conseguido ser el primer hombre en bajar al 1:58, y Dani Pedrosa se ha quedado en un 1:59,0 después de haber cometido un error bastante grande. Eso quiere decir que hubiese entrado también en la franja del 1:58. Impresionante.

 

¿Alguien va a poder contra esto?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.