Carmelo se corona Campeón, a lo campeón. Dos de dos para el de Rubí.

Esta era la primera opción de Morales para hacerse campeón de Europa de Superbike, aunque la carrera la inició con incertidumbre dado el problema técnico que no le permitió estar en el Warm Up. Necesitaba entrar quinto para proclamarse campeón.

Morales buscará cerrar el título aquí
Morales buscará cerrar el título aquí

Para tratar de evitar problemas intentó Carmelo abrir el hueco lo antes posible. En la primera vuelta ya estaba con más de un segundo sobre sus perseguidores. A ello ayudó que Maxi Scheib saliese mal, cayendo hasta la sexta plaza, y tuviese que recuperar.

Por detrás quedaron agrupados las dos BMW de Bonastre y Poyatos con la Yamaha de Pietri y la Kawasaki de Maurin, si bien éste último iba perdiendo comba progresivamente. La mala fortuna quitó a Pietri de la lucha, ya que en la curva 1 se fue al suelo cuando encabezaba el grupo al perder la rueda delantera.

Los más de diez segundos que separaban a Carmelo de Maximilian Scheib hicieron que pudiese bajar el ritmo en las últimas vueltas para que ambos asegurasen la posición.

Esto permitió a Carmelo Morales proclamarse como nuevo Campeón de Europa de Superbike, que dedicó el campeonato a las familias de Bernat Martínez y Dani Rivas. Asimismo tuvo palabras de recuerdo hacia su rival, pero amigo, Kenny Noyes.

Extraordinaria temporada de debut la que ha tenido la Yamaha R1M, y fantástica manera de conseguir el título desde lo más alto del podio al conseguir Carmelo la victoria saliendo desde la pole.

¡Felicidades Carmelo!

Carmelo está corriendo sin presión
Carmelo ha corrido sin presión

Y en la segunda carrera se esperaba que Carmelo saliese sin presión, a disfrutar de la carrera. Sin embargo fue Maxi Scheib el que se puso a tirar del grupo, aunque no consiguió romperlo en los compases iniciales. 

Incluso Bonastre se puso por delante del piloto de Rubí, aunque un error en la curva 1 hizo que perdiese comba y la estela de Scheib. Así pues sólo Morales se quedaba tras del chileno, ya que el error de Ángel Bonastre le alejó a él mismo y al otro Ángel, Poyatos. 

El piloto del Boxmotos.com tuvo que ponerse las pilas para llegar al dúo que conformaban el campeón y Maxi Scheib, su nuevo compañero de equipo. Bonastre estaba haciendo una gran carrera, de menos a más y llegando desde detrás.

A falta de seis giros para el final recuperó Carmelo las dos posiciones que, delante de él, ocupaban las dos BMW. Sólo Scheib fue capaz de seguir el ritmo, mientras que Bonastre tuvo que conformarse con ver a sus dos rivales hacerse pequeños en la distancia. 

Sólo dos vueltas más tarde ya había conseguido el campeón deshacerse de Max Scheib, y cuando faltaban tres vueltas para el final la diferencia rondaba los tres segundos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.