Jordi Torres sobre la nueva SBK y su 2016 con BMW-Althea

Hemos estado hablando con Jordi Torres sobre cómo ve los cambios de la reglamentación, en cómo puede cambiar su preparación física y mental. Todos estos cambios de estructura en el fin de semana cambian, necesariamente, la metodología de trabajo del piloto y del equipo.

También nos ha comentado sobre cómo se siente ante el proyecto con el Althea y sus nuevas responsabilidades. Así que, a continuación, las opiniones de uno de los pilotos más claros y carismáticos del planeta moto.

Torres lleva el desarrollo de la moto teutona

Nos hemos puesto en contacto con Jordi Torres para conocer su valoración del cambio en la identidad del campeonato de Superbike, y estas son sus opiniones.

¿Vas a tener que cambiar la preparación?

“Ya he estado hablando con mi preparador físico y seguir trabajando como hasta ahora no tiene sentido, ahora tenemos que pensar en trabajar más los ejercicios. Antes trabajabas más para aguantar las dos carreras del domingo, pero eso cambia ahora”.

Aunque no es aquí en donde el de Rubí ve mayor problema, sino que el modo de afrontar el fin de semana de carreras es lo que más cambia.

“La parte psicológica cansaba más que la física. El tener que estar al mismo nivel, o hacerlo mejor que en la primera carrera puede ser agotador. Además antes teníamos dos noches en las que focalizaba, viendo vídeos y concentrándome, y ahora sólo vamos a tener la noche del viernes. Pero vamos,  no será tanto problema, ahora que ya es el segundo año y ya tengo más experiencia”.

Si tenemos en cuenta que entre la carrera 1 y la carrera 2 había diferencias en la pista ¿Pueden dejar de verse sorpresas al ser las carreras a la misma hora?

“No. Sinceramente no veo tanto cambio en eso. Durante los días de entreno antes había sesiones en horas muy cercanas a las de la carrera, y eso no era tan decisivo, sin embargo ahora sí que vamos a poder tener carreras con condiciones muy diferentes.

Lo que sí será mejor es que los equipos tendrán más tiempo para reparar la moto, en lugar de tener que trabajar bajo presión entre carreras”.

¿Qué opina sobre que ahora haya una carrera el sábado y otra el domingo?

“No veo dónde puede estar la mejora para el público. Quizá será más complicado el organizarse, tener que ir dos días al circuito si lo que quieres es sólo ver las carreras. Y que va a significar noches de hotel cuando haya desplazamientos para el público.

Además yo desde que conozco Superbike he visto que su seña de identidad eran las dos carreras del domingo. Pierde su originalidad.

Pero sobre todo no me gustaría que pareciese que una carrera es más importante que la otra”.

Y una vez que cerrada esta parte de la conversación hemos entrado en una parte igual de interesante, si no más. Nos comentaba Torres que se siente bien con la BMW

¿Qué tal con la BMW? 

“La BMW es una moto más cortita que la Aprilia, más ancha. Tiene un muy buen motor y un tren delantero que es una pasada.

La base es muy buena, pero ahora estamos conociendo la moto. 

Con el tren trasero sí que tenemos problemas, y la electrónica no está todo lo a punto que podría”

¿Te sientes mejor con la BMW que con la Aprilia?

“No, diferente. Sinceramente creo que la Aprilia era la mejor opción para llegar a Superbike, porque tenían mucha información, estaba prácticamente todo hecho. Yo sólo tenía que preocuparme de conocer los neumáticos, cambiar mi estilo de conducción y aprender”.

Reiterberger, ¿sigue con su equipo del IDM?

“Sí, él se ha traído todo el equipo con el que estaba. Que son todos oficiales BMW.

En Vallelunga ha estado trabajando sobre el sistema de inyección, y en electrónica tiene las cosas mucho más claras. Mientras, en mi parte del equipo, tenemos que conocer todos la moto y prestar mucha atención.

¿Usted ha hecho alguna prueba en el último test?

“Yo he probado el chasis 2016. Ahora he de tener más cuidado con escoger mejor las palabras que empleo, y las opiniones que doy, porque ahora tengo más peso en la toma de decisiones para el desarrollo de la moto. Te lo piensas todo mucho más”.

Y ya en un contexto de conversación informal, al preguntar a Jordi Torres sobre si recuperará el número 18, ha vuelto a brindar un nuevo detalle de los que hacen que la afición le tenga en tanta estima. Su respuesta no ha sido otra que no, que se queda con el 81 porque “quizá ahora que está otra vez Nico (Terol) puede que vuelva algún día a Superbike

Un superclase.

@motor_lu

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.