Santa Inquisición

Mucho se ha escrito esta última semana sobre la demanda de cuatro factorías contra la pieza refrigerante de Ducati. Unos dicen que su objetivo es rebajar la temperatura del neumático, mientras que los otros dicen que es una pieza aerodinámica.

Seguramente es una pieza que cumple las dos funciones, lo que va a ser difícil es dirimir si la pieza en cuestión fue diseñada para uno u otro caso. Una parte, Ducati, señala que está claro el objetivo y que esto se está convirtiendo en un juego político, mientras que la acusación aporta todo tipo de documentación que mantiene en el aire la victoria de Dovizioso en Losail.

Me ha llamado la atención que, en esta semana que estábamos esperando la fecha de fallo por parte del Tribunal de Apelación, al único que hemos podido oír hablar, por parte de la acusación, ha sido al instigador de la reclamación: Massimo Rivola. El director de Aprilia ha hablado de ‘zonas grises’ y del ‘espíritu del reglamento’, y eso es lo que me ha inspirado para escribir éste artículo.

Surge una pregunta de forma inmediata, y es ¿quién asigna el espíritu a cada regla redactada? Algo que hay que clarificar, porque como ya hemos aprendido de los muchos conflictos por los que ha transitado la humanidad, dos personas tienen una percepción diferente de la misma situación. De hecho, para eso están los reglamentos y la posibilidad de mejorarlos, para que la norma escrita sea lo más específica posible.

Sin embargo, y atendiendo a que Rivola invita a respetar ese difuso “espíritu de las reglas”, uno está obligado a mirar más allá de esta situación concreta y tomar distancia para intentar comprender los motivos que le llevan a gritar a los cuatro vientos que no hay que mancillar lo que él interpreta, o dice interpretar. Para ello, vamos a compararlo con la Santa Inquisición.

La inquisición fue un invento para controlar a los que la iglesia consideraba herejes, esta organización fue tomando poder y en la edad media, curiosamente por el Papa Lucio III. Desde ese momento se permitía el castigo físico a los herejes, más allá de una inocua excomunión.

En España, habiendo descubierto que la ‘Santa Inquisición’ se había convertido en una magnífica herramienta de control, hicimos que esta organización se alargase durante muchos más años que en el resto de Europa, además de endurecerla y de exportarla a territorios americanos.

Me imagino que en este punto os estaréis preguntando cómo hemos llegado hasta la ‘Spanish Inquisition’ y qué relación tiene con el caso Ducati, que más bien es el caso Aprilia. El nudo gordiando entre la Inquisición y lo que dice Rivola está en una respuesta, la que obtenemos cuando queremos saber en base a qué aplican o aplicaban sus sanciones.

La respuesta es clara: lo que a la parte que juzga le interese.

Lo que Rivola propone de ‘respetar el espíritu del reglamento’ es, siempre, desde su punto de vista. Para él (o mejor dicho, para sus intereses), si no está explicitado en el reglamento como válido no ha de poder hacerse, mientras que para Dall’Igna siempre se podrá aplicar en caso de no estar explícitamente prohibido. ¿Quién tiene razón? Y, sobre todo, ¿por qué ha empezado esta partida el gestor llegado de la F1? Por una simple cuestión: está compitiendo.

De la misma manera de Dall’Igna compite interpretando con maestría lo que dice y lo que no dice el reglamento, Rivola está compitiendo al tratar de entorpecer el camino de sus rivales de la manera que tiene al alcance.

Está claro que Aprilia, quien menor presupuesto tiene, no puede competir al mismo nivel en el campo técnico con sus rivales, por lo que se ve forzado a buscar estrategias en las que reduzca la diferencia con sus competidores. Eso, lejos de ser una postura criticable, debería ser también ejemplo de inventiva y estrategia para conseguir que su moto sea competitiva en pista.

También es cierto que, de la misma manera que vemos la Inquisición como una aberración, los tribunales deben dejar meridianamente claro que no debe haber ningún apóstol que genere corriente alguna para interpretar la reglamentación, que para eso están los organismos oficiales y no los telepredicadores.

@LucioLopezGP


Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Si aprecias lo que hacemos y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí: (MotorluNews es una marca de Parker & Green, S.L.)
Dona en PayPal Dona en GoFundMe

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.