Raffin ganó una carrera terminada con bandera roja

El piloto de Pons Racing conseguía la cuarta victoria consecutiva, ejerciendo un dominio espectacular y consiguiendo diferencias en pista que le permiten dominar la clasificacioón con mano de hierro.

 

Raffin y la mirada de los 1.000 metros

La salida no proporcionó sorpresas y Raffin se quedó con la plaza de cabeza para en tan solo dos vueltas meter prácticamente siete décimas a un Sebas Porto que también había sido capaz de mantener su posición de parrilla, ante los ataques de un Ángel Poyatos motivado por su cambio de equipo.

Tras los tres primeros clasificados estaban Vierge, Odendaal y Mamola. Este último abrió gas demasiado pronto a la salida de una curva y la moto empezó rebotarle de detrás, yendose al su suelo por encima del manillar al ser empujado por la parte posterior de la moto.

Y ya que en la salida no había habido problemas, además de la caída de Dakota Mamola, dirección de carrera ordenó un ride through para el francés Alan Techer, que hasta el momento rodaba tranquilamente en una solitaria sexta posición. Lo extraño del caso es que ignoró los avisos y, tras tres vueltas incumpliendo la sanción, fue expulsado con bandera negra.

Centrándonos en lo que pasó en la carrera pudimos ver a un imperial Raffin, marcando de nuevo un ritmo de carrera que sólo él era capaz de seguir y dejando la parte interesante en el grupo que iba a luchar por los otros dos cajones del podio. En ello estaban reordenándose Vierge, Porto y Poyatos, que cuando parecía que uno estaba más fuerte que sus acompañantes e intentaban escaparse encontraban siempre respuesta, impidiendo que ninguno clarificase su situación.

Mención especial tiene el nuevo compañero del caído Dakota Mamola, ya que ésta era la carrera en que se estrenaba con el GRT Racing Team en substitución de Mirko Giansanti y ya desde la primera carrera con esa montura estaba en liza por una plaza de podio.

Los rivales de Raffin por el título, Odendaal y Alt, sólo podían luchar por la quinta y sexta plazas, pero una desafortunada caída perdiendo la rueda delantera del voluntarioso piloto balear, Poyatos, les mejoró a una plaza con mayor premio de puntos.

En un pequeño susto de Vierge pudo Porto recuperar la segunda plaza. Lo que no sabía el piloto español era que una bandera roja le iba a impedir intentar superar de nuevo al argentino. Al parecer cayó aceite en una frenada yéndose al suelo Odendaal y Russell Gómez, obligando así a los comisarios a parar la carrera

Raffin acostumbrándose a estar en el número 1

En la rueda de prensa declararon:

Jesko Raffin:“(…) He ganado en este circuito, que es el que más odio en este mundo(…)”

Sebas Porto:“(…)Rompimos el motor en clasificación y el segundo motor no corre tanto, pero trabajaremos para ser competitivos de nuevo(…)”

Xavi Vierge:“(…)Queríamos acabar la carrera para acabar con la mala suerte que hemos tenido hasta ahora, es nuestro primer año y tenemos que aprender(…)”

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.