Etiqueta en pista, las normas no escritas que provocaron el incidente de Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso

Mucho se ha hablado del accidente que dio al traste con la carrera de los tres pilotos que se jugaban las dos plazas de podio, quienes además tienen puesta su mirada en el campeonato y, más importante aún, en sus respectivas renovaciones

El escenario fue la sexta curva del Circuito de Jerez – Ángel Nieto, conocida como ‘Dry Sack’, en donde se interpretó un baile que terminó en drama: ninguno de los tres pilotos salió de la curva.

Tenemos la suerte de estar viviendo la más brillante época de motociclismo, pero también tenemos la mala fortuna de vivir una de las épocas de mayor crispación y en que necesitamos poder señalar a alguien a quien juzgar y condenar.

Como todos somos juez y parte, nuestro punto de vista nos exonerará a nosotros mismos o al piloto al que apoyamos o por el que sentimos mayor simpatía. Con esa afirmación como premisa, queda claro que la justicia a la hora de valorar la situación, no va a existir. ¿Quién, entonces, tiene razón?

Existe, además, un ‘enemigo’ común: el árbitro. No fue Dirección de Carrera sino el órgano colegiado compuesto por dos ‘Stewards’ de la FIM y el Director de Carrera, quienes determinaron que la situación debía saldarse con el sello de incidente, sin señalar a nadie y provocando algo más que la incomprensión de los aficionados de cada uno de los pilotos implicados. Tanto en España como en Italia.

Las trayectorias

Lo primero que debemos hacer es mirar la globalidad del incidente, sin centrarnos únicamente en el desenlace.

Empezaremos recordando que Andrea Dovizioso intentó ganar el interior en la frenada a Jorge Lorenzo pero, como le ha pasado a Marc Márquez en Austria’17, Japón ’17 y Catar’18, el piloto italiano de Ducati se fue largo. Por su parte, Jorge Lorenzo frenó un poco más que su compañero de escuadra para poder recuperar el interior, igual que hizo Dovi con Márquez en las carreras que hemos citado anteriormente, ye volver a la posición de cabeza en el duelo de Ducatis, con la salvedad de que en este duelo no estaban sólo dos motos. Dani Pedrosa, que había podido frenar y abordar la curva con la frenada y trazada correctas, se había situado en el interior y con una mayor velocidad de paso por curva.

Con esta situación previa, llegamos a la situación de la imagen (la calidad no es buena dado que está tomada una reproducción).

Esta situación es la que permite explicar las trayectorias de salida. Queda claro que Andrea Dovizioso se está yendo largo, y alejado de los otros dos pilotos. Vemos que la moto de Jorge Lorenzo está mucho más inclinada, por lo que está buscando ceñirse a un ápice tardío para salir de esa curva preparando la siguiente. Nótese que Jorge, en ese momento, está y se sabe por delante de sus rivales, y esto es importante para lo que explicaremos más adelante. Dani, con mayor velocidad, está con el cuerpo hacia el interior y mirando hacia dónde quiere llevar la moto.

En ese momento ninguno de los pilotos está mirando la posición de los otros, sino que están fijando su mirada hacia donde quieren ir. 

Cosa que se refleja en la siguiente imagen.

Desde luego que Dovizioso, que es quien da pie a esta situación, está fuera de cualquier opción de generar más problemas, por lo que queda exculpado por completo. Por ello nos vamos a centrar en las trayectorias de Dani y Jorge.

¿Quién tiene la culpa?, nos preguntábamos antes. Para saberlo deberemos conocer que, en pista, hay unas normas de comportamiento que no están escritas en la normativa, unas normas “de etiqueta”, y esas normas son las que han hecho que los dos pilotos españoles hayan tomado las decisiones que han tomado.

Etiqueta en pista – El por qué de las trayectorias

De la misma manera que cuando dos pilotos toman una curva en paralelo, aquél que está en el interior puede alargar su salida sin límite y llevar a su rival hacia el exterior para forzarle a cortar gas, hay dos de estas leyes no escritas que explican las decisiones de Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo.

La más sencilla de comprender, la de Dani: El piloto va por la trazada, y eso es algo que le da preferencia.

La de Jorge también es sencilla de comprender: El piloto que va por delante tiene preferencia.

Volviendo a la primera imagen apreciaremos que en el momento de tomar la decisión de qué trazada seguir, Jorge está por delante de Dani, por lo que mentalmente asume su preferencia e inclina la moto más que sus rivales para hacer la mejor trazada posible. En ningún caso esa es una trazada para cerrar al de Honda.

Con la misma rotundidad se puede afirmar que Dani no busca forzar su entrada al interior o “hacer peralte” con Jorge, ya que él ingresó en la curva con la consciencia de tener la trazada y, por tanto, la preferencia.

Es por todo esto que estamos en condiciones de afirmar que esta situación se ha dado por una “colisión de preferencias”, por lo que todas las partes deben desistir de tratar de encontrar a quien echar la culpa. Por que se podría decir que todo pasa por el error en la frenada de Dovizioso, o en la trazada que Jorge cierra o, por último, que Dani no midió que no iba a llegar a estar por delante, pretender encontrar algún argumento en contra de alguno de ellos es ya un error de planteamiento o de comprensión del deporte.

Como ya dijo Dani Pedrosa, se ha dado la circunstancia de que dos pilotos no se han entendido en la preferencia, y es lo que está exigiendo a Dirección de Carrera que aclare para todos los pilotos en busca de evitar que se vuelva a producir una situación de riesgo como la que vivimos en Jerez.

@LucioLopezGP

Leave a Reply

Your email address will not be published.