Gran Premio d’Italia Oakley. Jorge Lorenzo ganó, décima a décima, negando el alma de Ducati

Italia, Mugello. Una pista propiedad de Ferrari, patio de recreo de Ducati, templo del Rossismo. Ahí es donde Jorge Lorenzo escogió disfrazarse de él mismo para conseguir la primera victoria con Ducati, a la que saluda desde lo más alto del podio en forma de despedida.

Jorge Lorenzo volvió a subirse al podio con la Ducati, ya la temporada pasada había conseguido pisar cajón, pero en esta ocasión lo hizo en el peldaño más alto. Lo hizo en el momento en el que ya se da por hecho, incluso él dijo que ya era demasiado tarde para plantearse permanecer con Ducati, en caso que le ofreciesen ahora una extensión de su contrato.

La forma en que Jorge Ganó fue excepcional, al más puro estilo “Lorenzo”: mantener un ritmo prácticamente idéntico a lo largo de todas las vueltas de la carrera.

Fue el hombre con el promedio más rápido de la carrera, siendo el único que pudo mantenerse por debajo del 1:49, por lo que su segunda mitad de carrera no fue su talón de Aquiles. Las modificaciones pedidas por Jorge para poder pilotar a su estilo, le han dado la razón.

Pero veamos cómo ha sido la carrera de todos los pilotos a lo largo de las vueltas dadas al Mugello.

Promedios, el termómetro de la carrera

En esta carrera no ha habido diferencias entre la posición final y el ritmo promedio. Hasta ahora habíamos visto, por ejemplo, cómo Viñales, en sus remontadas, podía mejorar a varios pilotos que le habían precedido bajo la bandera a cuadros en lo que había sido ritmo promedio en carrera. En este caso, nadie ha podido mejorar a ninguno de los que llevaba por delante.

Tal y como habíamos podido ver en el estudio de ritmos del FP4, Lorenzo tenía unas 3 décimas con Andrea Dovizioso, justamente la diferencia que también se fijó en la carrera. En realidad en la FP4 la distancia entre los pilotos Ducati era de 0,350s y en carrera fue de 0,277s, para ser exactos y dejar patente que las carreras son una cuestión de números.

Para conseguir ese ritmo, que se clavó en el 1:48, Jorge Lorenzo consiguió algo impresionante en términos de regularidad: la diferencia media entre sus propias vueltas está por debajo del medio segundo. También Viñales consiguió la misma gesta, con la diferencia de que su ritmo por vuelta era medio segundo más lento, o menos rápido, que el de Lorenzo.

Vuelta Ideal

La vuelta ideal la obtenemos de los mejores sectores que cada piloto hace en las 23 vueltas de la carrera.

Es Dovizioso quien obtiene una mejor vuelta ideal, y Lorenzo cae hasta la 5ª posición. De todas formas la vuelta ideal del piloto español se queda a menos de una décima de la que se computa para su compañero de marca y equipo.

Vemos en esta clasificación a Marc Márquez como segundo, y parece que podría haber tenido opciones de alterar la carrera en las posiciones delanteras. Mal resultado para el de Honda, pero claramente no se encuentra en una mala situación.

¿Dónde se decidió la carrera?

Como comentaba al inicio, Lorenzo se disfrazó de sí mismo, y eso se puede ver en la constancia en sus tiempos por vuelta.

Jorge, una vez consideró que había conseguido la diferencia suficiente, se dedicó a mantenerse en las cuatro últimas vueltas. Pero lo destacable lo encontramos desde la primera vuelta, en donde tenía un ritmo similar a Petrucci y Dovizioso. A partir de la vuleta 7 y hasta el 20º giro Jorge fue el piloto más rápido del gran premio, salvo en una vuelta.

Las diferencias de tiempo del ganador de la carreraen las 14 primeras vueltas, más de la mitad de la carrera, está en torno a las 3 décimas. Eso es una regularidad al alcance de muy pocos. Vista la evolución de la diferencia entre vueltas propias, junto con el gráfico anterior de los tiempos por vuelta, parece quedar claro que la Ducati es una moto que trata mejor que sus rivales los neumáticos, ya que Dovizioso también mantiene la regularidad hasta la última parte de la carrera.

Sectores – ¿Dónde ganaban y perdían los pilotos?

Tal y como se pudo ver en vivo, las diferencias eran escasas en todos los sectores, no habiendo ningún lugar en donde uno u otro piloto marcase la diferencia.

El sector1 fue para Ducati, el sector2 se lo llevó la Suzuki de Iannone, de igual manera que el sector3, y de nuevo una Ducati se llevaba el sector4, en este caso la de Dovizioso.

Veamos los gráficos de cada vuelta por piloto y sector.

El primer sector, con la larga recta y la frenada de la curva de San Donato, en donde la estabilidad es imprescindible, Ducati queda por encima de sus rivales, tanto Lorenzo como Dovizioso pudieron establecer algunas diferencias aquí. Como vemos era cuestión de menos de una décima, aunque queda claro que aquí se apoyaron en la consecución del doblete.

El segundo sector fue igualmente cerrado y discutido, con alguna ventaja en la parte inicial para el Andrea de Suzuki, mientras que en la última parte de carrera era Lorenzo quien conseguía imponer su estilo. También Rossi, la línea gris, en el último tercio logró destacar en esta sección.

Nadie se erigió como dominador de esta zona del circuito, por lo que queda claro que ni se ganaba ni se perdía. Sólo Andrea Iannone tuvo algunos problemas entre las vueltas 10 y 14. No hay mucho a descifrar aquí.

Para Rossi fue un problema este último sector, y condicionó sus posibilidades de cerrar la diferencia con Dovizioso y no poder abordar su plaza en el podio. De todos modos en las últimas vueltas, viendo que se podía acercar a su compatriota, Rossi demuestra una vez más que es un piloto que conserva intacta toda su ambición, al mejorarse a sí mismo con sólo ver la posibilidad.

Señalar que Jorge destacó en esta sección, quizá merced a su capacidad para tomar la última curva manteniendo la velocidad.

Velocidades Máximas

Volvemos a la situación en que aquél piloto que configura su moto para alcanzar la mayor velocidad punta no vence.

En este caso el hombre que demuestra mayor velocidad punta es Andrea Dovizioso, también Danilo Petrucci exprimió las bondades del motor Ducati, mientras que Lorenzo se mantuvo en la banda baja de la clasificación de velocidades punta.

Mapa de Calor de la carrera

Para terminar la visión numérica de la carrera, os mostramos los mapas de calor. Tal y como antes hemos visto en la tabla de los sectores, el verde más intenso se corresponde con los mejores tiempos, que tienden hacia amarillos y rojo según esos tiempos van siendo más altos.

Vemos que la columna de Jorge Lorenzo es la que tiene más tendencia al color verde, los mejores tiempos. Especialmente en las primeras 14 vueltas.  Sin embargo en donde consigue más diferencia es desde la vuelta 15 hasta el final, dado que es quien consigue mantener mejor su ritmo y se anota 2-3 décimas hasta que, en la vuelta 18, Dovizioso no puede mantener su propio ritmo y debe aflojar. Véase cómo Rossi vuelve a bajar al 1:48 en los últimos giros, impresionante lo del de Yamaha.

Bien Iannone y Rins, especialmente interesante ver cómo el español de Suzuki consigue también volver al 1:48 en los últimos giros, al tener a su compañero con cierta proximidad. Y me gustaría destacar la carrera de Bautista, que consiguió una buena carrera y no llegando a entrar en el 1:50. Zarco, desdibujado, sí cayó en ese tiempo, terminando alejado de las plazas a las que nos tiene acostumbrados.

Márquez es el único que muestra vueltas considerablemente rápidas aquí, sin embargo son muy reseñables las careras de Pol Espargaró y de Tito Rabat.

La carrera del hombre de KTM es destacable por conseguir mantenerse en ritmo por debajo del 1:50, aunque lo marcase en el penúltimo giro, y la carrera de Rabat es excepcional debido a lo complicado de su estado físico, tras la aparatosa caída sufrida en Barcelona.

Extraño el rendimiento de Morbidelli, que había logrado brillar en entrenos y clasificatorio.

Mención especial a Nakagami, que sin nada que hacer en la carrera debido a la caída de la curva2 con Dani Pedrosa, se empeñó en salir y terminar la carrera. Bravo.

@LucioLopezGP

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

You May Have Missed