Reflexión sobre el mercado de fichajes – Opinión

Esta temporada estará marcada por la necesidad de los pilotos y de las marcas por conseguir resultados, ya que la mayoría de contratos finaliza este año. Por ello va a existir una gran presión en los equipos y, como hemos visto en otras ocasiones, se lancen culpas de los pilotos a las motos y de los fabricantes a los pilotos. Entonces ¿qué es lo que podemos esperar?

Lo cierto es que estar con la mente desocupada, en un entorno como el que encontráis en la foto que sigue, es complicado esquivar la inspiración y, por lo tanto las ganas de escribir sobre motos. Concretamente sobre la situación que nos espera este año, en cuanto a lo que será el mercado de fichajes y las opciones de cada uno de los actores implicados.

El hogar indonesio que atrae la inspiración

 

Sin duda la clave será comprobar qué pilotos van a ser capaces de lidiar con la presión y conseguir los resultados que les abran las puertas de la negociación. Tal y como comentaba Lorenzo en la presentación de Ducati, el valor de un piloto en el mercado es el del resultado que consigue en su última carrera, y ese resultado puede conseguir una renovación como la atención de nuevos pretendientes.

Quitando el caso de Yamaha, que ya ha renovado a Maverick Viñales hasta el final de la temporada 2020, y que casi seguro va a renovar a Valentino Rossi con un 1+1, pocas cosas más quedan claras en cuanto al reparto de los asientos. Por ejemplo, en Ducati saben que si Andrea Dovizioso sigue metiéndose en la lucha por el campeonato, van a tener que incrementar su ficha, y si Jorge Lorenzo sigue al nivel de final de temporada pasada también se ganará un buen contrato. ¿Es viable eso? Pues dependerá de la voluntad de Phillip Morris, y podría abrir la puerta a alguno de los dos pilotos para aventurarse a pilotar otra moto.

Lo mismo pasa en HRC. Los dos pilotos dicen dar prioridad a la renovación con el fabricante Japonés, pero está claro que no va a ser tan sencillo que vaya a llegar con un apretón de manos que extienda las condiciones actuales. Probablemente en éste equipo las condiciones económicas no sean las principales, sino que la dirección técnica sea capaz de seguir las directrices marcadas por los hombres a bordo de las máquinas y que los prototipos permitan a los pilotos exprimir su estilo de conducción. Y ahí se genera la primera cuestión ¿hará Honda dos motos distintas para tan diferentes estilos de pilotaje? ¿las evolucionaría al mismo ritmo durante el año?

Hay voces de fuera del paddock que, basándose en una guerra fría entre Puig, flamante Team Manager, y su ex pupilo Pedrosa, hará que termine la relación más larga de un piloto de MotoGP con Honda. Otros dicen que, en el otro lado del box hay el condicionante de subir al hermano de Marc Márquez, Álex, a la otra moto de Repsol, y que en caso contrario está dispuesto a escuchar ofertas de otras marcas. Esas marcas, sin embargo, parecen reducirse a un solo nombre: KTM.

Desde luego que los austríacos han hecho un primer año para enmarcar, con una grandísima evolución en los resultados que ha ido obteniendo Pol Espargaró. No tanto Bradley Smith, que ya fue cuestionado la pasada temporada y que en los test de Sepang no fue capaz de terminar por delante del probador, Milka Kallio. Parece que, por una cuestión de progresión, Pol Espargaró tiene todos los números para seguir de naranja, pero también parece que la fábrica se plantea un recambio de mayor rendimiento que el de Bradley Smith, y ahí es en donde se abren las incógnitas ¿Zarco? ¿Petrucci? ¿Márquez?

Donde parece que tengan que buscar a un director de orquesta es en Suzuki, aunque quizá ya lo tengan con Álex Rins, en función de la temporada que haga y la experiencia que consiga. Pero de no estar el de Barcelona a punto para liderar un proyecto, parece que Andrea Iannone va a tener que cambiar mucho en su actitud para mantenerse al frente del proyecto como su buque insignia y gestor de la evolución de la moto de la “S”. Precisamente lo contrario que pasa en Aprilia con Aleix Espargaró, que es el claro líder y que parece que le falte un compañero de altas prestaciones para confirmar la línea del español además de aportar más datos de interés a los pocos ingenieros de Noale. Parece que Redding, aunque dice que la Aprilia es para hacer un Top6, en los test ha estado muy alejado de las posiciones de consideración.

Fin de trayecto

Petrucci ya sabe desde el inicio de temporada que no continuará con el equipo Pramac, en donde contaba con la misma moto que los hombres de la escuadra oficial Ducati. Por ello deberá repetir sus actuaciones de la pasada temporada, mejorando en aquellas carreras en donde había estado fuera del top10 tras haber conseguido podio en la carrera anterior. Si consigue la regularidad necesaria podrá optar a una buena moto. Su objetivo es seguir los pasos de Iannone, en que saltó del Pramac al equipo oficial, pero podría tener buenas opciones de regresar a Aprilia, con quien tiene buena relación desde la época del Ioda-Aprilia del Came IodaRacing Project. Menos probable, pero igualmente posible, sería seguir otras pisadas de Iannone para terminar pasando de Ducati al equipo oficial de Suzuki.

En cuestión

Tal y como hemos comentado anteriormente, hay pilotos que son puestos en duda por diferentes cuestiones, cuando la realidad es tozuda. Algunos ponen en entredicho la continuidad de Dani Pedrosa en el equipo de HRC por la relación con Alberto Puig. Esos amigos de la teoría de la conspiración se olvidan de que en MotoGP lo que te da valor o te lo quita son los resultados, también a un Team Manager. Es decir, que si no hay ningún piloto que pueda ser mejor ni con mejor proyección que Dani Pedrosa, Alberto Puig no va a anteponer su ego a su calidad profesional como gestor del mayor transatlántico de la categoría, puede ser que él se juegue mucho más que sus pilotos, así que no va a fiar nada más que a los resultados la continuidad, o no, de sus dos pilotos. En cualquier

Otro de los cuestionados es Andrea Iannone, que desde que dejó Ducati no ha sido capaz de encontrar ni una versión mediocre de sí mismo. Esas dudas las alimenta él mismo, al poner en el centro del debate sus resultados. De forma regular está siendo superado en esta pretemporada por un piloto menos experimentado que él en la categoría, como es su compañero de equipo, Álex Rins. Algo que no deja en buena posición a Iannone para buscar una buena moto en 2019. También en Aprilia podría tener una opción, como su compatriota Petrucci, o quizá regresar a algún equipo satélite en que la presión sea la suficiente como para que no le atenace y le permita ser sólo piloto.

Bradley Smith también es uno de los que parece que va a transitar toda la temporada con una lupa sobre él. Si no tiene buenos resultados es incluso posible que no termine la temporada como piloto titular de KTM, por lo que para seguir en la marca naranja la próxima temporada tendrá que mejorar exponencialmente sus resultados. Parece complicado que encuentre acomodo en algún otro equipo, ni satélite, dado que ya en el Tech3 no fue capaz de conseguir grandes resultados, además de un podio en una carrera que fue de mojado a seco y se la jugó al salir con slicks.

Los deseados

Claramente, por ser el hombre que es campeón del mundo ‘a pesar de su moto’, Marc Márquez aparece para todas las marcas como el Rey Fernando VII de España, apodado “El Deseado”. Marc parece capaz de poner lo que le falta a la moto, o de conseguir mitigar aquellos que son sus mayores defectos. Esta virtud, además de las de pilotar al límite o de la inacabable ambición por conseguir las más altas cotas de competitividad y resultados, hacen que el ya-no-tan-joven piloto de Cervera esté en un momento dorado, y que pueda permitirse a sus 25 años iniciar una nueva andadura profesional en otra fábrica. Hay quien liga su continuidad a la marca del Ala Dorada con la llegada de su hermano a la categoría reina, pero eso sólo son rumores que pueden desmontarse con el rendimiento de todos los rookies que han debutado con Honda. Habrá que seguir de cerca a Morbidelli y Lüthi.

Johann Zarco es el otro nombre que entra en esta categoría. Por derecho propio, además, puesto que el francés ha mostrado la capacidad de pilotaje que en su día llevó desde una moto satélite a la oficial a Andrea Iannone, pero es que además ha demostrado la personalidad y solidez mental suficiente como para resultar un candidato fiable a un asiento de fábrica. KTM ya ha dicho de forma pública tener interés en el piloto galo, que seguramente tiene más novias de las que hasta el momento se conocen.

Las continuidades

Parece que hay pilotos que van a tener la opción de seguir en donde están. Parece que tras el mensaje de Ducati de que el sueldo de Jorge Lorenzo había sido un esfuerzo puntual, han pretendido rebajar las expectativas económicas del piloto balear. De esta manera, si Jorge permite rebajar su sueldo, parece que la marca de Borgo Panigale podría mantener a su actual alineación de pilotos, puesto que la actuación de 2017 de Andrea Dovizioso le va a permitir subir el contrato que actualmente mantiene. Algo que parece que va a seguir en el inicio de temporada, por lo favorable de las tres primeras pistas en las que arranca el campeonato.

También parece que seguirá en Suzuki Álex Rins, dado que cuando subió a MotoGP firmó un contrato de 2+1, y parece que en Suzuki pueden contar con la progresión de Rins vistos los resultados del final de la temporada pasada, y de los test que se han llevado a cabo para la pretemporada 2018. Además, después de lo aprendido el año en que cambiaron a Viñales y Aleix y dejar sin continuidad el proyecto, no parece que el staff quiera repetir el mismo error.

Aleix Espargaró también está haciendo un trabajo que se puede catalogar de maravilloso, para los recursos y evoluciones que está haciendo Aprilia. Además, después de Bautista, Bradl y Sam Lowes, parece que ningún otro piloto ha sido capaz de conseguir los resultados que está consiguiendo el mayor de los Espargaró. Que al igual que su hermano pequeño en KTM, es quien está consiguiendo hacer progresar la moto. Así pues se podría decir que lo más probable es que la temporada que viene estos pilotos sigan en los mismos garajes en los que están.

Incertidumbres

Otros pilotos que podrían resultar interesantes, por su experiencia y momento deportivo, podrían ser hombres como Cal Crutchlow o Álvaro Bautista.

El inglés tiene contrato de fábrica con HRC, sí, pero es cierto que en muchos de los entrenos de las carreras lo que hace es probar piezas para el desarrollo de la moto. Habiendo sido también piloto de Yamaha y Ducati, podría ser un gran aporte de información para cualquiera de las marcas en desarrollo, aunque por presupuesto quizá habría que descartar a Aprilia. KTM y Suzuki podrían ser un gran destino para el carismático piloto, que de terminar en Suzuki seguro que evocaría para muchos a la figura de Barry Sheene.

Por su parte, Álvaro Bautista, podría regresar a cualquiera de las dos fábricas en las que estuvo llevando el desarrollo. Aunque en las dos lo hizo en el peor momento, ya que en una se encontró en el momento en que se encontraban en franca retirada, mientras que en la otra se encontró con un proyecto tan incipiente que fue incapaz de retribuirse con un buen resultado. A pesar de ello, y dada la progresión que ha seguido, podría ser un candidato fiable tanto para Suzuki como para Aprilia.

Eterna promesa

Jack Miller, de la misma manera que Andrea Iannone, es ese chaval simpático, alegre y extrovertido que cae bien, que es buen piloto, pero que no parece ser confiable. Sí que es cierto que Jack está dando un giro a esa situación y se está mostrando, cada vez más, como un piloto trabajador, implicado y con un camino claro y de comportamiento predecible. Eso podría llevarle, en caso de que en la Ducati empiecen a llegar resultados, a conseguir llamar la atención que había conseguido en Honda la temporada de su subcampeonato de Moto3.

@LucioLopezGP

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.